Godzilla mide 177 metros y pesa más de 90.000 toneladas. King Kong mide 103 metros y pesa más de 50.000 toneladas. ¿Quién ganará el combate del año? ¡Se abren las apuestas!

Cada generación tiene sus monstruos. Frankenstein, Drácula, Alien, Godzilla (el primero en venir de japón) y la bestia King Kong han sido monstruos capaces de convertirse en juguetes para niños y niñas de distintas décdas.

En el año de la gran pandemia, 2021, el cine ha resucitado dos monstruos de avanzada edad. King Kong y Godzilla no son nadie para la generación Z, ni siquiera el rap, que rescata hasta la copla, los recuerda. Sin embargo, Godzilla vs. Kong es la película que en estos días de poco héroe ha dado oxígeno a las salas de cine.

‘Enmascarillados’ y guardando distancia, pero el estreno de la película, con dos gigantescas fieras imaginarias dándose mamporros (y habrá que ver si salvan o destruyen el mundo), ha hecho que el gran público regrese al cine.

¿Quién gana la pelea?

Esta ingenua pregunta ha mantenido viva la tensión en la ciencia ficción generación tras generación. Unos son del gorila, otros, del lagarto.

En 1963, en la película King Kong vs. Godzilla, Kong fue el ganador, y hay que ir a ver la película recién estrenada de la Warner para saber si Godzilla pierde su título de Rey de los Monstruos en Godzilla vs. Kong.

Pero si hay que hacer apuestas, habrá que saber quién es quién en el combate.

Godzilla mide 177 metros de alto y pesa más de 90.000 toneladas. Kong mide 103 metros y pesa más de 50.000 toneladas. Así que, al peso, parece que Godzilla tiene ventaja.

Los animales terrestres de este tamaño simplemente no son posibles. No podrían soportar su peso, ni sería posible bombear sangre por todo el cuerpo, enviar señales a través de los nervios a una velocidad efectiva o prevenir una acumulación letal de temperatura.

Por eso los animales terrestres más grandes de la historia, los dinosaurios saurópodos del Jurásico y Cretácico, alcanzaron un máximo de alrededor de 100 toneladas. Además, esos gigantes eran cuadrúpedos, sosteniendo su masa con cuatro extremidades en forma de columna. El límite de tamaño para los animales bípedos es menor, probablemente 20 toneladas o menos.

Pero, lejos de querer arruinar la fantasía que permite una lucha de bestias, vamos a ver quien podría ganar la pelea.

Godzilla, el lagarto acorazado

Shin Godzilla, ilustración de Noger Chen

Godzilla, ilustración de Noger Chen

Las placas dorsales puntiagudas de Godzilla pueden atravesar el metal. No lo llaman Rey de los Monstruos por nada. Para empezar, está blindado, su exterior recuerda al de lagartos como el dragón de Komodo y los dinosaurios como los anquilosaurios, ambos con placas óseas incrustadas en la piel.

Las placas de anquilosaurio poseían una estructura similar al Kevlar de fibras entrecruzadas que habrían impedido la penetración de los dientes.

Godzilla también está defendido por placas dorsales con bordes puntiagudos, lo suficientemente resistentes como para cortar el metal. Los ataques desde arriba  no funcionarían sin que el oponente se hiciera pedazos.

El tamaño de Godzilla, los dientes cónicos y las mandíbulas gruesas implican una mordida brutal.

No se han realizado pruebas rigurosas de fuerza de mordida en Godzilla, pero podría generar fuerzas decenas o cientos de veces mayores que las calculadas para el T.rex . Estos son 57.000 Newtons. Eso es más de 900 kg por centímetro cuadrado , suficiente para cortar partes del cuerpo y fracturar huesos.

Sin embargo, Godzilla apenas necesita usar sus mandíbulas, ya que su enorme cola serrada sirve como un arma de largo alcance.

Sabemos por batallas anteriores que la cola de Godzilla se puede usar en forma de garrote. Al ampliar el trabajo realizado en las colas de los dinosaurios armadas, podemos estimar de manera conservadora que la cola de Godzilla podría golpear con una fuerza astronómica de más de 22 millones de Newton, equivalente a más de 2.000 toneladas de masa. Y la cola de Godzilla tiene más de 100 metros de largo, lo que dificulta acercarse a él sin riesgo de ser golpeado.

Es radiactivo y dispara a los enemigos con un rayo de aliento que supera los 500.000 ° C

El arma definitiva de Godzilla es algo que le da una gran ventaja: es radiactivo y dispara a los enemigos con un rayo de aliento que supera los 500.000 ° C. Las habilidades de este tipo no existen en el mundo real. El análogo más cercano es quizás el aerosol de líquido súper caliente hecho por los escarabajos bombarderos, liberado a temperaturas de alrededor de 100 ° C. Esto es fatal para animales de tamaño similar.

La ventaja de King Kong está en su cerebro

Kong es un enorme gorila de 103 metros de altura © Warner Brothers Pictures

El hecho de que Kong tenga la constitución de un gorila gigante nos permite hacer algunas estimaciones sobre sus habilidades.

Un puñetazo o incluso una bofetada de su mano generaría una fuerza medible en millones de Newtons, y el hecho de que cada uno de sus brazos tenga más de 70 metros de largo lo hace extremadamente peligroso de cerca. También es rápido y ágil, y puede saltar y correr.

Kong también tiene un mordisco poderoso. Los gorilas pueden ejercer una fuerza de mordida de alrededor de 91 kg por centímetro cuadrado. El tamaño mucho mayor de Kong significa una fuerza de mordida quizás 100 veces mayor.

A pesar de toda esta fuerza bruta y poder, la mayor ventaja de Kong es su inteligencia.

Como primate y específicamente como gran simio, es capaz de planificar con anticipación, modificar su comportamiento y comprender situaciones desconocidas más de lo que es típico para los animales.

Al igual que los simios del mundo real, es casi seguro que posee una «teoría de la mente»: la capacidad de anticiparse a las intenciones de los demás, y especialmente, de su contricante. Esto podría resultar crucial para darle a Kong una ventaja definitiva.

Es obvio que la pelea será reñida. No podemos descartar la posibilidad de que Kong pueda tener un golpe de suerte, o tal vez usar su inteligencia para engañar a Godzilla en algún tipo de trampa o lanzar un arma a una distancia considerable.

Pero un reptil blindado de propulsión nuclear con aliento atómico sobrecalentado y una cola dentada enormemente musculosa de más de 100 metros de largo es casi un oponente imbatible.  ¿Confiamos en la inteligencia de King Kong para sacarle de esta?

Descubren por qué se extinguió el auténtico King Kong