Una excavación cerca de las fronteras de la antigua ciudad romana de Pompeya ha dado con un carro muy adornado que podría haberse utilizado en ceremonias

A pesar de su trágica historia, la antigua ciudad de Pompeya no deja de fascinarnos. Pompeya se cubrió de ceniza hace unos 2.000 años debido a la erupción del Monte Vesubio, cerca de la actual ciudad de Nápoles, en Italia. Múltiples hallazgos nos cuentan cómo era la vida de sus ciudadanos.

carro pompeya

Detalle de los adornos del carro con motivos eróticos. Fuente: Archaeological Park of Pompeii

Cuando pensamos en Pompeya recordamos las famosas pinturas eróticas, inscripciones que permitieron determinar la fecha exacta de la erupción o los cuerpos calcinados por la erupción, atrapados en el tiempo en la postura que tenían al morir.

Hace unos días, los arqueólogos del Parque de Pompeya dieron con un nuevo descubrimiento para la colección: un carro «tuneado» como si fuera un deportivo de la antigua Roma. El carro está adornado con medallones de metal que tienen figuras masculinas y femeninas en escenas eróticas, por lo que se piensa que podría haberse utilizado para ceremonias matrimoniales.

Un carro de lujo de la antigua Roma

El carro ceremonial tiene cuatro ruedas con radios de hierro y un asiento en la parte superior en el que podrían sentarse una o dos personas. Según apuntan los investigadores, podría ser un pilentum, el vehículo que utilizaban las élites romanas para sus celebraciones.

La estructura del carro cuenta con decoraciones en bronce y estaño e improntas de materiales orgánicos como cuerdas o flores que lo habrían acompañado. Se ha encontrado casi intacto porque estaba protegido por un pórtico de madera que daría a un patio descubierto, según los investigadores. Para dar con él, la excavación ha alcanzado una profundidad de seis metros bajo el nivel de la calle.

Podría ser un pilentum, el vehículo que utilizaban las élites romanas para sus celebraciones

El hallazgo ha tenido lugar en la excavación que se lleva a cabo desde 2017 en la villa suburbana de Civita Giuliana, más allá de las murallas al norte de la antigua ciudad de Pompeya. En este mismo lugar se encontraron hace tres años los restos de tres caballos, uno de los cuales apareció con sus arras, por lo que se piensa que podrían ser los que arrastraban el carro.

Los investigadores han trabajado durante más de un mes, incluso los fines de semana, para garantizar la conservación de su descubrimiento. Para preservar la materia orgánica, han utilizado la misma técnica que ideó el arqueólogo Giuseppe Fiorelli en 1863 que obtuvo las figuras de yeso de los pompeyanos fallecidos tras la erupción.

carro de lujo

Carro ceremonial de Pompeya. Fuente: Archaeological Park of Pompeii

El arqueólogo se dio cuenta de que quedaban bloques de ceniza huecos alrededor a los huesos humanos. Al rellenarlos con yeso, se consigue una figura de lo que había en ese hueco, y que se desintegró con el tiempo. Gracias a este método, se ha podido recuperar el fuste y la plataforma del carro, así como las marcas de las cuerdas.

Los excavadores ilegales en contra de la historia

Una de las dificultades a las que se han enfrentado los investigadores, y todas las excavaciones arqueológicas, son los saqueadores de reliquias. La villa de Civita Giuliana ha sufrido en numerosas ocasiones saqueos a partir de excavaciones de túneles.

Actualmente, hay dos acusados pendientes de un juicio penal. Se ha descubierto que cavaron más de 80 metros de túneles desde su casa, en las cercanías de la excavación, para robar y traficar con los valiosos hallazgos arqueológicos.

Estos saqueadores estuvieron a punto de llegar al carro, ya que, con sus túneles cavados a cinco metros bajo el suelo, llegaron a dañar la zona en la que se encontraron los caballos en 2018. Para protegerse de estas amenazas, la policía de Nápoles ha colaborado con los arqueólogos.

Los distintos elementos del carro ya se han trasladado al laboratorio del Parque Arqueológico de Pompeya. Desde allí se trabaja ahora para eliminar todo el material volcánico que aún envuelve ciertos elementos metálicos. También se va a iniciar una larga restauración y reconstrucción del carro, para acercarnos un poco más al conocimiento del esta antigua ciudad.

REFERENCIAS

The four-wheeled processional chariot. The latest discovery of Pompeii

Foto de portada: Archaeological Park of Pompeii