La mayoría de los científicos apuestan porque  la forma del Universo (se van a frotar las manos los terraplanistas) es plana.

Las mediciones recientes sugieren que el universo es plano con aproximadamente un margen de error del 2 por ciento.

Había otras opciones. Plano como una hoja de papel, cerrado como un bicho bola o abierto como una silla de montar. La teoría de la relatividad general, bajo la cual el espacio se curva, permite para el Universo cualquiera de esas tres formas. Sin embargo, el consenso científico a día de hoy apuesta por una geometría plana, como una sábana sin límite.

Cómo saber la forma del universo

Aproximadamente el 68 por ciento del universo es energía oscura y el 27 por ciento es materia oscura. El resto es materia normal, planetas, estrellas y el resto de cuerpos que habitan el cosmos.

Opción 1. Como una bola. Si la densidad de todo ese conjunto es tan grande que la gravedad supera la expansión, entonces el universo tendría forma de esfera. Este modelo de universo es finito, pero no tiene límites. El Magallanes intergaláctico podría circunnavegarlo eternamente sin chocar con nada.

La imagen representa las tres formas del universo que permite la relatividad general de Einstein. (Crédito: Equipo científico de NASA / WMAP)

Opción dos. La silla de montar: Si la densidad del universo es baja y no puede detener la expansión, el espacio se deformará en la dirección opuesta. Esto formaría un universo abierto con curvatura negativa que se asemeja a una silla de montar.

Plano. La opción más aplaudida: La mayoría de la evidencia cosmológica apunta a que el Universo se expande en todas direcciones sin curvarse positiva o negativamente. En otras palabras, el Universo es plano.

La tasa de expansión se acercará gradualmente a cero después de una cantidad infinita de tiempo.

Aquí, el Universo no tiene límites y se expandirá para siempre, pero la tasa de expansión se acercará gradualmente a cero después de una cantidad infinita de tiempo.

La clave es la energía oscura

Los físicos Christian Marinoni y Adeline Buzzi de la Université de Provence en Francia encontraron una nueva forma de probar el modelo de energía oscura que es completamente independiente de estudios previos. Su método se basa en observaciones distantes de pares de galaxias para medir la curvatura del espacio. En su trabajo, dieron de forma colateral con la demostración de que el Universo solo puede ser plano.

«Muchos cosmólogos consideran que determinar la naturaleza de la energía oscura y la materia oscura es la cuestión científica más importante de la década»

Marinoni y Buzzi se propusieron calcular el contenido del universo, es decir, cuánta masa y energía, incluida la energía oscura tiene, midiendo su forma. «Muchos cosmólogos consideran que determinar la naturaleza de la energía oscura y la materia oscura es la cuestión científica más importante de la década», escribió Alan Heavens, de la Universidad de Edimburgo de Escocia, en un ensayo en Nature.

El dúo de galaxias Arp 293 se encuentra en la constelación de Draco (el Dragón) y está a más de 250 millones de años luz de la Tierra.
Crédito de texto: ESA (Agencia Espacial Europea)

Marinoni y Buzzi estudiaron pares de galaxias para determinar la geometría del universo, entre ellas, el sistema galáctico binario  ubicado en la constelación de Draco, el Dragón, a unos 350 millones de años luz (100 millones de parsecs) de distancia (foto superior).

Según sus observaciones, una fuerza misteriosa llamada energía oscura que parece contrarrestar la gravedad hace que el Universo se expanda a un ritmo acelerado. Es decir, esa energía oscura tira más hacia afuera de lo que la gravedad tira hacia dentro, y de ahí que el universo se expanda como una hoja de papel.

Todas las demás mediciones del CMB, como las del Telescopio de Cosmología de Atacama (ACT) en Chile y la sonda de anisotropía de microondas Wilkinson, son consistentes con la planitud de nuestro universo.

Los datos de otras fuentes, en particular las oscilaciones acústicas bariónicas, las huellas dejadas en las galaxias a partir de ondas sonoras primordiales que ocurrieron después del Big Bang, también sugieren planitud.

Así, al menos por ahora, el Universo parece una sábana tridimensional, al menos desde nuestro punto de vista. Nuestras observaciones están, por definición, limitadas al universo observable, por lo que podríamos estar perdiéndonos algo.

Sin embargo, si el universo es curvo, debe ser tan colosal que los 93 mil millones de años luz que podemos observar no son una porción lo suficientemente grande como para revelar la curvatura.

Te puede interesar:

Universos paralelos explicados para creer en ellos