El pequeño helicóptero Ingenuity ha logrado su misión: despegar en Marte. Su gloria ha durado 30 segundos.

Estas son las primeras imágenes del vuelo del Ingenuity, el primer helicóptero que ha despegado en otro mundo. Se encuentra a 470 millones de kilómetros de la Tierra, ha llegado allí en la panza de un rover, y ha tenido que ascender y sostenerse en en el aire de una atmósfera cuya densidad es apenas un 1%  la de la Tierra.

«Ya podemos decir que un helicóptero ha volado en otro planeta. Debemos celebrar este momento, ¡felicidades a todos!», ha dicho a su equipo una exultante Mimi Aung, gerente de proyectos en el Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL).

Después de una semana de retraso por un problema técnico, el artefacto ha conseguido por fin convertirse en el primero helicóptero en surcar los cielos de otro mundo. La hazaña ha sido comparada con la de los hermanos Wright en la Tierra y se considera «histórica».

Los datos devueltos podrían beneficiar las exploraciones futuras del Planeta Rojo, incluidas las realizadas por astronautas, al agregar la dimensión aérea, que no está disponible en la actualidad. Si bien Ingenuity es un experimento tecnológico que está separado de la misión científica del rover, el helicóptero se lanzó a Marte el 30 de julio de 2020, unido al vientre del Perseverance Mars 2020 de la NASA. Aterrizaron juntos en el cráter Jezero el 18 de febrero de 2021.

30 segundos de gloria

Alrededor de las 13.00 horas de hoy, la Instalación de Operaciones de Vuelo del JPL recibía los datos y las impresionantes imágenes de que el dron había despegado con éxito.

Ingenuity ha realizado un sencillo vuelo: se ha elevado  tres metros por encima del suelo. Una vez ha llegado a la altura máxima, ha hecho un pequeño giro, pero sin desplazamiento en horizontal. Y luego ha aterrizado. Ha tardado apenas unos 30 segundos, bautizados como los «3o segundos de terror».

A esta primera prueba le seguirán cuatro vuelos en treinta días en los que se irá incrementando el tiempo de vuelo y la dificultad.

La plataforma robótica de Ingenuity

Plataforma de vuelo de Qualcomm (recuadro) que alimenta el helicóptero Ingenuity. Crédito de la imagen: NASA / JPL-Caltech

 

La empresa Qualcomm Technologies, que ha trabajado con NASA Jet Propulsion Labs (JPL) en el desarrollo de la plataforma robótica del helicóptero, explica las dificultades con las que se ha encontrado Ingenuity:

El helicóptero debe recibir comandos para la operación autónoma transmitidos desde millones de kilómetros de distancia y con un retraso de 3 a 22 minutos

“Los rigores del espacio plantean desafíos únicos para operar un helicóptero en Marte, desafíos que nuestra plataforma de vuelo Qualcomm es capaz de abordar. El principal obstáculo es la propia operación. Debido a que las señales tardan unos minutos en llegar, controlar un helicóptero mediante control remoto en tiempo real es imposible. En cambio, el helicóptero debe recibir comandos para la operación autónoma transmitidos desde millones de kilómetros de distancia y con un retraso de 3 a 22 minutos”.

A partir de ahí, el siguiente gran desafío es asegurarse de que el sistema que maneja el funcionamiento autónomo tenga una potencia de cálculo suficientemente alta y, al mismo tiempo, un consumo de energía bajo, dado que gran parte del consumo de energía en el helicóptero proviene de un calentador para mantener los componentes calientes en las noches marcianas.

Además de la funcionalidad autónoma flexible, la radiación marciana y las condiciones atmosféricas también fueron consideraciones importantes para JPL a la hora de determinar la elección correcta de la plataforma robótica.

Las temperaturas extremas y los ciclos de temperatura pueden desgastar las piezas muy rápidamente. Además, algunas formas de radiación espacial dañarán el silicio de forma gradual o abrupta.

Seguiremos de cerca los próximos vuelos de Ingenuity en Marte.

Te puede interesar: