10 impresionantes imágenes de instalaciones de la NASA abandonadas

Antaño fueron el escenario de los gloriosos inicios de la carrera espacial. Hoy son solares vacíos a los que ha tenido acceso el fotógrafo Roland Miller, que los recoge en su libro 'Abandoned in place' (Abandonado aquí).

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Anillo de lanzamiento en Cabo Cañaveral

Desde la época de los Apollo, el anillo de lanzamiento del Complejo 34 pasó décadas así, hasta su restauración en el año 2000.

White Sands

Ésta fue una de las primeras bases para probar cohetes. Aquí, en Nuevo México, lo que queda de su plataforma de lanzamiento con un Hermes 1, fotografiado en 2006, al fondo. 

Plataforma móvil

En las torres de servicio del Complejo 36B para el lanzamiento de cohetes Atlas. Captado en Cabo Cañaveral en 2005.

Tablero de conexiones

En el búnker del Complejo 26 Redstone, en Cabo Cañaveral, en Florida. Imagen del año 2000.

 
Los valiosos datos

Todos los datos recibidos en el búnker del Complejo de Lanzamiento 26 en el 6 Redstone, Florida, quedaban registrados en estas grabadoras de cinta y papel.

 
Centro de control en California

Este centro de control del Silo 395-C, en la base aérea Vandenberg, en California, dirigía las pruebas de los misiles balísticos Titan II.

Al servicio de Atlas

Este pórtico y su torre umbilical, desde la que se podía acceder y dar servicio a todos los niveles de las naves, estaban al servicio de Atlas (los cohetes). En el Complejo 13 de Cabo Cañaveral. 

Un Saturn V.

Usado en el programa Apollo, al pasar delante del edificio de ensamblaje de vehículos en el Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Florida.

El búnker del Complejo 34 de Cabo Cañaveral

En el búnker del Complejo 34 de Cabo Cañaveral, en Florida, arden tres velas en memoria de los tres tripulantes del Apollo 1, fallecidos en una prueba. 

Abandoned in place, de Roland Miller

Ésta es la inscripción que aparece en muchos de los lugares fotografiados en el libro del mismo título de Roland Miller y publicado por University of New Mexico Press. Miller recopiló las imágenes durante treinta años. La mitad de los lugares fotografiados desaparecieron antes de que se publicara el libro que los recoge.

 
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades