Lunas del Sistema Solar

Las 10 más bonitas

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fobos

Su órbita es tan cercana a Marte que si pudiéramos sentarnos en su superficie (y no ser muchos, ya que tiene un diámetro de 22 km), Marte nos parecería 2.500 veces más brllante que la Luna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Europa

Pese a que la capa externa de esta luna de Júpiter está helada, su centro podría calentar un océano que, de extenderse hasta el núcleo –según especulan los científicos–, podría generar nutrientes que permitirían la vida de organismos del tamaño de gambas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jápeto

También conocida como la luna Yin-Yang por tener dos colores totalmente distintos. De acuerdo con Luisa M. Lara: “El origen de esa diferencia puede ser el  impacto de micrometeoroides, el flujo continuo de polvo rojizo que se origina en los satélites externos de Saturno, o colisiones con los desechos que alguna vez se formaron en un impacto violento con el mismo Jápeto o con otra luna de Saturno”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Deimos

Su nombre significa terror, y es la más pequeña de las lunas marcianas. La otra se llama Fobos (miedo). Ambas fueron descubiertas en 1877. Lo curioso es que Jonathan Swift, en Los viajes de Gulliver, publicada 150 años antes, hablaba ya de las dos lunas marcianas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ío

He aquí el infierno de nuestro Sistema Solar. Ío, luna de Júpiter, posee volcanes que escupen 100 veces más lava que cualquier volcán de la Tierra. Sus cenizas levantan columnas que llegan hasta los 500 kilómetros. Tiene altos niveles de radiación y lagos sulfurosos, como el Loki Patera, que mide 200 km.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La razón de nuestro clima planetario

El origen de nuestra Luna es una catástrofe: un protoplaneta chocó con nuestra joven Tierra (hace unos 4.500 millones de años) y los restos de la colisión formaron nuestro satélite natural. Pero esta fue, se puede decir, una desgracia con suerte. Este cataclismo ayudó a estabilizar el eje terrestre y evitar los extremos cambios climáticos a los que se habría visto sometida la Tierra de no ser así. Pese a que constantemente se habla del no retorno a las misiones lunares, esta opción se tambaleó cuando la nave de la NASA LCROSS encontró lo que hasta ahora es la evidencia más firme de presencia de hielo sepultado en el Polo Sur lunar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tritón

Más que luna, debería considerarse un planeta enano, igual que Plutón. En su estudio podría residir la clave para comprender otros cuerpos enanos como Eris, Makemake, Haumea y otra docena de “hermanos” que se esconden en el límite de nuestro Sistema Solar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pan

Hay lunas con visiones y lunas con misiones. Pan es un satélite pastor que tiene una misión: mantener a raya el material que forma los anillos de Saturno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Atlas

Es el otro satélite pastor de Saturno. Es la distancia entre estas lunas la que establece el tamaño del anillo: si están cerca entre ellas, el anillo es más pequeño, y viceversa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades