Descifran el genoma del opio

El avance “proporcionará la base para el desarrollo un suministro confiable y barato de analgésicos”, señalan los autores del estudio.

image
Esta planta habría comenzado a producir compuestos útiles en farmacología, hace 7,8 millones de años. Crédito imagen: Carol Walker

Un grupo de científicos, liderados por Ian Graham, ha logrado descifrar el ADN de la adormidera (Papaver somniferum), lo que ha permitido descubrir cómo esta planta evolucionó para producir los compuestos utilizados para fabricar medicamentos vitales.

El avance, publicado en Science, puede allanar el camino para que los científicos mejoren los rendimientos y la resistencia a las enfermedades de la planta medicinal, asegurando un suministro confiable y barato de los medicamentos más efectivos para aliviar el dolor y los cuidados paliativos.

Este nuevo conocimiento revela los orígenes de la vía genética que conduce a la producción de la la noscapina (un principio utilizado en medicamentos para la tos) o la morfina y la codeína.

Una de las claves es que las plantas tienen la capacidad de duplicar sus genomas y, cuando esto sucede, hay libertad para que los genes duplicados evolucionen para hacer otras cosas. Esto les ha permitido desarrollar una nueva maquinaria para fabricar una amplia gama de compuestos químicos que utilizan para defenderse contra el ataque de microbios y herbívoros y para atraer especies benéficas como las abejas.

“Los bioquímicos nos hemos preguntado cómo las plantas han evolucionado para convertirse en una de las fuentes más ricas de diversidad química en la Tierra – explica Graham –. Usando técnicas genéticas nuestro estudio ha descifrado cómo ha sucedido en la adormidera. Al mismo tiempo, esta investigación proporcionará la base para el desarrollo de herramientas moleculares que puedan utilizarse para asegurar que haya un suministro confiable y barato de analgésicos más efectivos disponibles para el alivio del dolor y cuidados paliativos para las sociedades no solo desarrolladas sino también países en desarrollo”.

Analizar el genoma permitió que el equipo de Graham identificara los genes responsables del primer paso importante en el camino hacia la morfina y la codeína. Este evento se habría producido hace 7,8 millones de años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias