Cuando los murciélagos robaron el virus del Ébola

Uno de sus genes tendría una influencia positiva en el sistema inmune de estos animales.

image
Murciélago del género Myotis. Crédito imagen: Universidad Georgia.

Un gen del mortal virus Ebola, que permite que el virus escape del sistema inmune humano, ha sido identificado en el genoma de un grupo de murciélagos. El gen parece haber sido adaptado or estos animales para regular su propia respuesta inmune, según un estudio publicado en Cell Reports.

“Hace varios años se encontraron genes en algunas especies de mamíferos que se parecen a los del virus del Ébola – explica Christopher Basler, líder del estudio, en un comunicado – y el más interesante y sorprendente de estos es un gen del virus del Ébola que produce una proteína llamada VP35. Los murciélagos del género Myotis, contienen lo que parece ser una copia del gen VP35 del virus del Ébola. No es idéntico al virus, pero es claramente bastante similar. Todos los murciélagos en este género tienen este gen y ha estado allí desde hace unos 18 millones de años. Si se ha conservado todo este tiempo, debe estar allí por alguna razón. Nuestro objetivo era comprender cuál es su función”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En el virus del Ébola, el gen VP35 bloquea la respuesta inmune de humanos o animales infectados por el virus para causar la enfermedad mortal. Si el virus no produce una copia funcional de esta proteína, el virus del Ébola no puede causar la enfermedad.

“Nuestro estudio – añade la coautora Megan Edwards – demuestra que la versión de los murciélagos está atenuada en su capacidad para inhibir la respuesta inmune. Por lo tanto, el Ebola VP35 es muy potente y está muy atenuado. Y no tiene varias de las otras funciones que se atribuyen al Ebola VP35. Sin embargo, la estructura de la proteína es sorprendentemente similar, casi idéntica. Por lo tanto, no ha conservado la función pero sí su estructura”.

La mayoría de la gente normalmente piensa que el virus del Ébola es un patógeno aterrador y letal, pero el hecho de que el virus pueda donar un gen que resultó útil para un animal respalda la idea de que algunos animales tienen relaciones muy diferentes a la que los humanos tenemos con el Ébola, sostienen los autores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias