Hallan bosques de coral cerca de volcanes submarinos

El hallazgo forma parte de una investigación realizada por la Expedición Oceana

image
Gusano plumero de mar (Sabella spallanzanii )Enrique Talledo/Oceana

Corales bambú, de hasta 70 centímetros de altura, en peligro crítico de extinción, corales árbol y corales negros llenos de huevos de tiburón. Estos son algunos de los descubrimientos que ha hecho Oceana en torno a los volcanes submarinos de las islas Eolias, al norte de Sicilia. La expedición, de un mes de duración, recorrió siete zonas de interés ecológico y sus hallazgos permitirán apoyar la declaración de un área marina protegida en el archipiélago, con el objetivo de preservar este patrimonio natural.

“Aunque el fondo marino alcanza gran profundidad muy cerca de las islas Eolias – explica Ricardo Aguilar, director de Investigación y Expediciones de Oceana Europa, en un comunicado –, gran parte de estas aguas están sin explorar y esconden una gran biodiversidad. Hemos encontrado decenas de hábitats y especies protegidas en el Mediterráneo. Sin embargo, también hemos visto el enorme impacto de la actividad humana, incluso en los lugares más lejanos y profundos. Es esencial que dejemos de dañar la vida marina si queremos preservar una región tan singular”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los datos recogidos durante la expedición se analizarán en detalle en los próximos meses para avalar la propuesta de creación de área marina protegida que preserve la biodiversidad y el modo de vida de los habitantes de la zona que dependen de los recursos marinos. Desde el catamarán Oceana Ranger, los responsables filmaron y fotografiaron el entorno hasta los 981 metros de profundidad. Un robot submarino tomó muestras del fondo, que incluye paisajes tan diferentes como montañas submarinas, bancos sumergidos y chimeneas hidrotermales formadas por la actividad volcánica.

Entre los hallazgos más interesantes destacan hábitats caracterizados por especies carnívoras, una especie de estrella (Zoroaster fulgens) que nunca se había visto en el Mediterráneo y un pez (Gobius kolombatovici) del que se pensaba que solo existía en el norte del Adriático.

Imagen del Gobius kolombatovici. Crédito Oceana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias