Reconstruyen el cerebro de los neandertales y lo comparan con el de los primeros sapiens

La menor capacidad de los neandertales para procesar información pudo contribuir a su desaparición

image
Reconstrucción del esqueleto de un hombre de Neandertal.

¿Por qué se extinguieron los neandertales? Numerosos estudios han apuntado posibles causas para explicar el declive de esta especie y, ahora, una investigación en la que ha participado el Museo Nacional de Ciencias Naturales aporta otra más. Los investigadores han reconstruido en tres dimensiones la forma del cerebro de los neandertales y también el de los primeros Homo sapiens, y han descubierto que la diferencia en el tamaño de los cerebelos de ambas especies apunta a que los segundos tenían más capacidad para procesar la información.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El cerebelo tiene gran cantidad de haces nerviosos que lo conectan con otras estructuras del encéfalo. Es la parte del cerebro que se encarga de enviar las órdenes que la corteza cerebral manda al aparato locomotor. Está además relacionado con procesos cognitivos. Por su parte, el lóbulo occipital se encarga de procesar las imágenes que recibimos.

Tras completar la reconstrucción de los cerebros de ambas especies, los investigadores comprobaron que los neandertales no tenían mayor capacidad craneal que los primeros sapiens, pero que el cerebelo de estos era mayor y la región occipital algo menor. Y, tras este hallazgo, estudiaron la relación del cerebelo con la atención, la flexibilidad cognitiva , el funcionamiento de la memoria, etc, comprobando que esas funciones están directamente relacionadas con el tamaño de dicha región cerebral.

“Nos preguntamos hasta qué punto la diferencia anatómica en la forma y el tamaño de los cerebelos de ambas especies pudo marcar diferencias significativas en la capacidad cognitiva y el desarrollo de habilidades sociales, y si esto podría haber contribuido a que Homo sapiens sustituyera aHomo neanderthalensis ”, explicó Markus Bastir, investigador del MNCN y uno de los autores del estudio.

Fuente. Scientific Reports/MNCN-CSIC.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades