El esperma de las hormigas reconoce cuándo tiene competencia

Y como respuesta puede aumentar su velocidad hasta un 20%.

image
Imagen de una hormiga Acromyrex echinatior, la especie que fue analizada. Crédito imagen: David Nash

La lucha por producir descendencia comienza muy pronto. Para las hormigas, aún antes de la concepción. Un reciente estudio, publicado en BMC Evolutionary Biology, señala que los espermatozoides de las hormigas reconocen los fluidos de otros machos y, como resultado, se convierten en nadadores con mayor movilidad e incrementan su velocidad. En estas especies de trata de una estrategia fundamental ya que estamos ante un insecto social que se aparea un solo día durante su vida.

El estudio, liderado por Joanito Liberti, de la Universidad de Copenhague, Dinamarca, descubrió que mezclar eyaculaciones de diferentes hormigas macho aumentaba el número de espermatozoides móviles en un 50% en comparación con las muestras de control que se habían mezclado con una solución salina. Los espermatozoides que se enfrentaron a los de otros machos también eran más de un 20% más rápidos y nadaban en líneas más rectas, en comparación con los controles.
Para llegar a estas conclusiones, el equipo de Liberti, extrajo espermatozoides de las hormigas cortadoras de hojas (Acromyrex echinatior) entre 2002 y 2014. Luego utilizaron técnicas de microscopía para medir el movimiento, la velocidad y la direccionalidad de los espermatozoides mientras nadaban.

“Las hormigas son peculiares porque toda su actividad sexual se lleva a cabo durante un solo evento de apareamiento al comienzo de la vida adulta – explica Liberti en un comunicado –. Cuando las reinas se aparean con múltiples machos, sus espermatozoides tienen un único intervalo de tiempo para competir con rivales para su almacenamiento en los órganos reproductivos de las reinas. Nuestro estudio ha descubierto un mecanismo afinado de la motilidad espermática que parece estar regulado por las secreciones reproductivas de las hormigas macho y la reina. Los hallazgos sugieren que los espermatozoides son capaces de evaluar el nivel de competencia de los espermatozoides y ajustar su nivel de movimiento, su motilidad, y por lo tanto el gasto de energía”.

La motilidad de los espermatozoides es inducida por el líquido seminal de los machos rivales, no por sus espermatozoides y también al mezclar los espermatozoides con el fluido del aparato reproductor de las reinas. La proporción de espermatozoides móviles, su velocidad de nado y linealidad fueron 40% y 15% mayores cuando se expusieron a fluido seminal rival o secreciones de reina que cuando se expusieron a fluido seminal propio, un 8%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias