Dicen que unos científicos crearon en 1920 un híbrido entre chimpancé y humano

Un investigador de la Universidad de Albany asegura que a la criatura se le aplicó la eutanasia al poco de nacer

image
Oliver, el Humanzee.

Las criaturas híbridas entre especies han sido siempre exclusivas del mundo de la ficción. El cine y la literatura de género fantástico están repletas de historias sobre "científicos locos" que realizan experimentos asombrosos para crear a criaturas que van más allá de nuestra imaginación. Pero en el mundo real también ha habido casos de investigadores que han intentado realizar experimentos similares, aunque siempre marcados por el fracaso. Y, ahora, Gordan Gallup un investigador de la Universidad de Albany, en Nueva York, nos ha sorprendido con un relato descabellado.

Según Gallup, en 1920, un grupo de científicos creó en un laboratorio de la Universidad de Atlanta, a un ser híbrido entre chimpancé y humano. Los investigadores habrían fecundado a una hembra de esa especie de primates con semen de un donante desconocido y no solo se habría producido la concepción sino que, además, el embarazo llegó a buen término y la criatura nació sin problemas.

Lo que supuestamente ocurrió entonces fue que, los mismos autores del experimento, horrorizados por las consecuencias éticas de lo que acababan de hacer, le habrían practicado la eutanasia a esa cría híbrida. Lamentablemente, Gallup no ha aportado ningún indicio sólido que respalde esta historia, así que su relato ha sido recibido con bastante incredulidad por parte de la comunidad científica.

De todas formas, cómo ya dijimos, experimentos como estos si se han realizado. Precisamente, en la misma década de 1920, el científico soviético Ilya Ivanovich Ivanov también intentó fecundar a hembras de chimpancé con semen humano, aunque todas sus pruebas acabaron fracasando.

También conviene recordar el caso de Oliver, un primate que se hizo muy popular en los años 70, y al que podéis ver en la foto. El simio mostraba una fisonomía muy especial y era capaz de andar en postura bípeda, lo que hizo que le bautizaran como el Humanzee, y que se especulara con que podía se run híbrido de ambas especies. Pero las pruebas genéticas que se le realizaron en 1996 demostraron que poseía 48 cromosomas como el resto de los simios de su especie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades