Los cigarrillos electrónicos son potencialmente dañinos para el ADN

Así lo afirma un reciente estudio realizado en roedores y tejido humano

image
Según los autores, producen daño en los mecanismos de reparación de los pulmones y la vejiga.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Nueva York, liderados por Moon-shong Tang, informan del daño potencial para el ADN del humo de los cigarrillos electrónicos. Este producto libera nicotina sin quemar tabaco, evitando por lo tanto, los subproductos cancerígenos del curado y la combustión del tabaco.

Los cigarrillos electrónicos se comercializan como una alternativa menos dañina que fumar tabaco. El equipo liderado por Moon-shong Tang descubrió que los ratones expuestos a estos cigarrillos tenían niveles más altos de daño en el ADN en el corazón, los pulmones y la vejiga, en comparación con los ratones de control expuestos al aire filtrado. Al mismo tiempo, la actividad reparadora del ADN se reducía, al igual que el nivel de ciertas proteínas en los pulmones implicadas en la reparación del ADN.

Estos efectos también se observaron en células de pulmón y de vejiga humanas cultivadas, expuestas a nicotina y nitrosamina cetona (NNK), un derivado cancerígeno de la nicotina. Las células humanas cultivadas expuestas a estas sustancias mostraron mayores tasas de mutación y transformación tumoral que las células de control. Los resultados sugieren que la nitrosación (el proceso de convertir un compuesto orgánico en derivados nitroso) de la nicotina, puede ocurrir en ciertos tejidos humanos y de ratón, y que los productos resultantes se metabolizan aún más en compuestos que dañan el ADN. Por lo tanto, aunque los cigarrillos electrónicos tienen menos agentes carcinógenos que el humo del tabaco, aquellos que los utilicen podrían tener, según los autores, un riesgo más alto que los no fumadores de desarrollar cáncer de pulmón y vejiga y enfermedades del corazón.
El estudio, titulado E-cigarette smoke damages DNA and reduces repair activity in mouse lung, heart, and bladder as well as in human lung and bladder cells, se ha publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias