¿Por qué Rudolph tiene la nariz roja? La explicación científica

Todo se reduciría a la transferencia genética horizontal de genes.

image
Aunque se trata de algo posible, un reno con una nariz roja brillante es tan probable como uno volador. O casi.

Atención niños, spoiler a continuación. En la rivalidad existente entre Papá Noel y los Reyes Magos, cada uno cuenta con sus propias armas. Y el primero tiene secuaces que se han hecho casi tan famosos como el propio Santa Claus. Uno de ellos es Rudolph, el reconocido reno de la nariz roja. De acuerdo con Steve Farber, profesor de biología en la Universidad Johns Hopkins, asegura que habría una posible explicación científica para esto. Según Farber existen varias criaturas terrestres de ese color y brillan con bioluminiscencia o fluorescencia, desde las medusas hasta las anémonas de mar y los peces cebra.

Aunque las narices de los renos no son típicamente rojas ni tampoco tienen un brillo fluorescente, Farber especula que si el material genético de uno de los organismos mencionados encuentra un camino en el ADN de Rudolph, el reno también podría brillar o al menos podría hacerlo su nariz.
¿Cómo podría ocurrir esto? En un comunicado de la universidad, Farber señala que si la madre de Rudolph, mientras estaba embarazada, se hubiera cruzado con el coral Anthozoan, una especie de color rojo brillante que se encuentra en aguas tropicales poco profundas, y se hubiera cortado con este, el ADN del coral podría haber ingresado en su torrente sanguíneo.

Si bien para el experto se trata de algo apenas más probable que ver un reno volando, el ADN de coral podría haberse trasladado a un elemento genético similar al virus que lo transfirió al óvulo que formó Rudolph y de allí su nariz brillante. Se trataría entonces de un proceso llamado transferencia horizontal de genes.
“Con Rudolph – explica Farber – , el ADN del coral se insertó en un gen que normalmente se expresa en las células epiteliales nasales, las células de la nariz. Es como secuestrar las células nasales de Rudolph e instruirlas para que produzcan la proteína roja. Y dado que el ADN de coral ahora está en el ADN de Rudolph, estará presente para siempre a lo largo de su vida y le enrojecería la nariz, como una bombilla”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias