Así afecta al clima la deforestación por el aceite de palma

En las plantaciones la temperatura llega a ser hasta 10ºC más alta

image
Área de la isla de Sumatra destinada a la plantación de palma. Crédito imagen: Clifton Sabajo

En las últimas décadas, grandes extensiones de bosque en Sumatra, Indonesia, han sido reemplazadas por cultivos comerciales como la palma de aceite y las plantaciones de caucho. De hecho, actualmente la cantidad de tierras en este país dedicadas a este cultivo duplican el tamaño de Bélgica. E Indonesia planea ampliarlas más aún. Esto ha hecho que esta nación asiática ostente un triste récord mundial: el país con la deforestación más rápida del globo.
El aceite de palma es el aceite vegetal más utilizado en el mundo, y figura en la lista de muchos productos de consumo, desde chocolate hasta jabón. Indonesia, es el mayor productor a nivel mundial. En la isla de Sumatra, que ha tenido la mayor pérdida de selva nativa en toda Indonesia, los cambios en el uso de la tierra han significado una pérdida sustancial de diversidad de animales y plantas. Sin embargo, el impacto de estos cambios en las temperaturas de la región no se había estudiado hasta ahora.
Un equipo internacional de investigadores, dirigido por Alexander Knohl, ha publicado un estudio en Biogeosciences, que señala que estos cambios en el uso de la tierra aumentan las temperaturas en la región. El calentamiento podría afectar a plantas y animales y hacer que ciertas regiones del país sean más vulnerables a los incendios forestales.
“El cambio del uso de la tierra de los bosques a cultivos comerciales como la palma aceitera y las plantaciones de caucho – explica Knohl en un comunicado – no solo afecta la biodiversidad y el carbono almacenado, sino que también tiene un efecto de calentamiento de superficie que contribuye al cambio climático”.

El equipo de expertos estudió las diferencias en la temperatura de la superficie en diferentes áreas, como bosques, terrenos despejados y cultivos comerciales y se utilizaron datos de satélite recopilados entre 2000 y 2015. LOs resultados mostraron que las tierras que se utilizan principalmente para la agricultura, tenían una temperatura hasta 10° C más alta que los bosques.
Las consecuencias de este aumento para la región aún no están claras, pero Knohl señala que “la temperatura de la superficie terrestre es una parte importante del microclima, que da forma a las condiciones del hábitat de plantas y animales. Creemos que es necesario evaluar los desarrollos actuales del uso de la tierra en Indonesia para conocer el impacto ambiental y socioeconómico”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias