Vivimos en un universo magnético

El problema es que aún no sabemos cómo se forma ni de dónde viene

image
Entre los dos objetos (el mismo quasar) más brillantes de la imagen, se encuentra la galaxia retratada por el telescopio Hubble. Crédito imagen: Nasa

Un equipo de astrónomos, liderados por Sui Ann Mao, ha observado el campo magnético de una galaxia a cinco mil millones de años luz de la Tierra. La galaxia es la más distante en la que se ha observado un campo magnético coherente y proporciona una visión importante de cómo se formó y evolucionó el magnetismo en el Universo.
Las galaxias estudiadas hasta la fecha, tienen sus propios campos magnéticos, pero son increíblemente débiles, un millón de veces más débiles que el campo magnético de la Tierra. Una teoría sugiere que el campo magnético de una galaxia se hace fuerte y más organizado a medida que pasa el tiempo.

"Este hallazgo es emocionante – explica Mao en un comunicado –. Se trata del registro de la galaxia más distante para la que tenemos esta información”.
La observación en esta galaxia, posible gracias al telescopio Hubble, muestra un campo magnético de una fuerza y configuración similar a la observada en nuestra propia galaxia, aunque en este caso se trata de una que es cinco mil millones de años más joven que la nuestra. Esto, según los datos publicados en Nature Astronomy, sería una evidencia de que los campos magnéticos galácticos se forman temprano en la vida de una galaxia y permanecen relativamente estables a lo largo del tiempo, una prueba de que el magnetismo galáctico aparece relativamente temprano en lugar de crecer lentamente con el tiempo.

“Esto significa que el magnetismo se genera muy temprano en la vida de una galaxia por procesos naturales, y así casi todos los cuerpos celestes son magnéticos – concluye Bryan Gaensler, coautor del estudio –. Necesitamos entender el magnetismo para entender el Universo. El problema es que todavía no sabemos de dónde viene el magnetismo cósmico o cómo se generó, pero ya hemos obtenido una pista importante para resolver este misterio, al extraer el registro fósil del magnetismo en una galaxia de miles de millones de años de antigüedad”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias