El entrenamiento cambia el modo en el que el cerebro se concentra

El mayor cambio se produce en el córtex visual

image
Gracias al entrenamiento conductual cambia el modo en el que prestamos atención. Crédito imagen Geralt.

A menudo cualquier cambio en nuestra rutina requiere una adaptación a la nueva costumbre. Mudarse a otra ciudad por ejemplo, precisa que nos aprendamos los caminos más adecuados para ir al trabajo. Pero pasados unos días, el desconcierto inicial da paso a una mayor seguridad fruto de la experiencia adquirida. Este fenómeno cognitivo puede aplicarse a cualquier tipo de capacitación, desde un nuevo trabajo, con habilidades desconocidas, hasta actividades deportivas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En un reciente estudio, publicado en Plos Biology, un grupo de científicos liderados por Sirawaj Itthipuripat analizó la actividad cerebral de una serie de voluntarios mediante electroencefalografía (EEG) mientras desempeñaban, durante más de 1 mes, una tarea informática que les requería dirigir su atención a un estímulo visual.
Los resultados mostraron que inicialmente la atención aumentaba la magnitud de las respuestas sensoriales de la corteza visual, con un claro beneficio en lo que a atención se refiere, pero sorprendentemente, después de un entrenamiento prolongado, este beneficio desapareció.

Curiosamente, estos hallazgos también ayudan a comprender los resultados contradictorios observados en estudios realizados en diferentes especies, particularmente humanos y otros primates. En, investigaciones previas, se había demostrado que los cambios en el nivel de actividad neural juegan un papel más importante en monos que en humanos. Este nuevo estudio sugieren que podría ser debido a que los primates no humanos están altamente entrenados en este tipo de tareas.

De acuerdo con Itthipuripat, “la mayoría de los estudios de primates tienen que entrenar a los sujetos durante muchos meses para realizar tareas de comportamiento que los humanos pueden conceptualizar y realizar bien en 2-3 minutos. Muchas veces, los resultados obtenidos de los seres humanos y los monos difieren entre sí.Tuvimos que entrenar a nuestros voluntarios muchos días para observar los resultados convergentes entre las dos especies. Nuestra investigación demuestra que los mecanismos de atención podrían cambiar con la formación y que no es posible comprender plenamente cómo actúa la atención en el nivel neural sin entender cómo la capacitación los modifica”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias