Asgardia, el primer país fuera del planeta, inicia su independencia planetaria

Y lo hace generando un conflicto legal en el que muchos están interesados

image
Uno de los objetivos de Asgardia es constituir una base científica que promueva el conocimiento del espacio y el desarrollo de nuevas tecnologías en un entorno que no sea controlado por ningún país o fuerza militar.

La mente detrás del proyecto Asgardia es Igor Ashurbeyli, un emprendedor de origen ruso que durante una década dirigió SPA Almaz (una suerte de DARPA, el organismo de tecnología miltar estadounidense). Su objetivo es crear una nación en el espacio ya que “allí está nuestro futuro”, asegura en su web. Asgardia nació como proyecto el año pasado y muy pronto encontró no solo cerca de 200.000 personas dispuestas a convertirse en ciudadanos, entre ellos más de cinco mil españoles, sino también cuenta con el apoyo de Ram Jakhu (director del Instituto Legal del Aire y el Espacio de la Universidad McGill), David Alexander, (director del Instituto Espacial de la Universidad Rice) o Joseph N. Pelton, (responsable del Instituto de Comunicaciones Avanzadas y Espacio de la Universidad George Washington).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si bien en su momento la iniciativa generó mucha polémica y ruido, llevábamos casi seis meses sin saber nada de los “asgardianos”. Hasta ahora. La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC por sus siglas en inglés) ha recibido una solicitud para enviar un satélite. El mismo llevaría instrumental científico y su principal objetivo sería detectar cómo la información digital se ve afectada por la radiación en el espacio exterior.
Y aquí es cuando nace el conflicto. Una empresa privada u organismo (porque todavía Asgardia no es considerad una nación) pretende lanzar un satélite para guardar información digital en el espacio, lo suficientemente lejos del planeta como para que las leyes internacionales no se apliquen a dichos datos.
"Si Asgardia puede encontrar un país para lanzar este satélite – explica Mark Sundahl, profesor de derecho espacial en la Facultad de Derecho de Cleveland-Marshall en una entrevista – que no haya firmado los tratados espaciales, no hay obligaciones de derecho internacional. Y es que en este momento estamos hablando de una región que en el aspecto legal es el salvaje oeste”.

De acuerdo con la solicitud enviada a la FCC, Asgardia planea enviar el satélite a finales del verano. La misión demostrar "demostrar cuan eficaz es el almacenamiento a largo plazo de datos en una órbita baja terrestre. Dependiendo del éxito que tengan, la misión podría abrir una nueva puerta a quienes busquen guardar datos en un espacio sin ley.
El 18 de junio Asgardia dará una conferencia de prensa en Hong Kong para dar más detalles, hasta entonces, habrá que esperar. Y por las dudas preparar el pasaporte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias