En Marte hubo agua líquida mucho antes de los pensado

La afirmación se basa en el hallazgo de altas concentraciones de sílice

image
Imagen tomada por el Curiosity que muestran las fracturas en las que se halló sílice. Crédito de imagen: NASA/JPL-Caltech

La misión Curiosity ha viajado más de 16 km durante más de 1.700 días marcianos, desde el fondo del cráter de Gale hasta el Monte Sharp en el centro del cráter. Y fue precisamente allí donde realizó un descubrimiento inesperado.
En el cráter de Gale, Curiosity ha encontrado un lecho de roca que rodea fracturas con altas concentraciones de sílice, lo que indica que el planeta tenía agua líquida mucho tiempo antes de lo que se creía. El hallazgo ha sido publicado en Geophysical Research Letters.
"La concentración de sílice es muy alta en las líneas centrales – explica Jens Frydenvang, autor principal del estudio –. Lo que estamos viendo es que el sílice parece haber migrado desde la roca sedimentaria muy vieja a las rocas más jóvenes que se encuentran encima. El objetivo de la misión Curiosity ha sido averiguar si Marte fue habitable y ha tenido mucho éxito al mostrar que el cráter de Gale alguna vez sostuvo un lago con agua que incluso hubiéramos podido beber, pero aún no sabemos cuánto tiempo duró este ambiente habitable. Lo que este hallazgo nos dice es que, incluso cuando el lago eventualmente se evaporó, hubo, durante más tiempo del esperado, cantidades sustanciales de aguas subterráneas. Esto amplía la ventana de cuándo la vida podría haber existido en Marte ".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Lo que resta por saber es si dicha agua pudo haber sostenido vida. Este nuevo estudio refuerza los hallazgos recientes que señalaban la existencia de boro en Marte por primera vez, lo que también indica el potencial de agua subterránea.
El sílice se encontró sobre unos 20 a 30 metros de elevación cerca de una capa de roca de antiguos sedimentos del lago. “Esto nos dice que probablemente el movimiento de este compuesto se debió al agua que fluyó a través de las fracturas – concluye Frydenvang –. Algunas de las rocas que sílice fueron depositadas por el viento, probablemente como dunas. Estas dunas sólo existirían después de que el lago se hubiera secado. La presencia de este compuesto en el lago seco indica que el agua subterránea siguió fluyendo dentro de las rocas más recientemente de lo que se conocía anteriormente”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias