Cómo utilizamos el lenguaje para afrontar situaciones negativas

Un estudio de la Universidad de Michigan señala que utilizamos la segunda persona cuando hablamos de acontecimientos difíciles de la vida

image
El modo en el que hablamos nos permitiría distanciarnos de los eventos dolorosos. Crédito imagen: Geralt

Por medio de tres evaluaciones diferentes, un equipo de científicos de la Universidad de Michigan, liderados por Ariana Orvell, demostró de qué modo el lenguaje nos ayuda a afrontar situaciones negativas a lo largo de nuestra vida. El equipo de Orvell dividió a dos grupos de voluntarios. A uno de ellos les preguntó ¿Qué harías tú con un martillo?, mientras que para el otro la pregunta fue ¿Qué te gusta hacer a ti con el martillo? El objetivo inicial era explorar el uso de la segunda persona, (you en inglés) cuando se hacía una pregunta general (como al primer grupo) y una personal. Los miembros del grupo genérico respondieron utilizando la segunda persona más frecuentemente que el segundo grupo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Luego se eligieron voluntarios al azar y se les pidió que escribieran una experiencia negativa y una neutral. Mientras apenas un 6% de estos últimos, utilizaron la segunda persona, un 56% de los que relataron un acontecimiento negativo recurrieron a ella.
Finalmente se les pidió que eligieran escribir una situación desafortunada de su vida y qué aprendieron de ella o simplemente relatar algo de su vida. Los primeros no solo recurrieron más a la segunda persona, sino que, pese a que se les dio a elegir entre el relato en primera o en segunda, se inclinaron por la última opción.
De acuerdo con los resultados, publicados en Science, Orvell concluye que recurrimos a esta estrategia como modo de distanciarnos de los eventos que nos han hecho daño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias