La nueva función de los pulmones: fabricar sangre

Las células pulmonares en ratones producen la mayor parte de las plaquetas sanguíneas

image
En verde se pueden observar las plaquetas en el pulmón de un ratón. Crédito imagen: UC San Francisco

Gracias a la técnica de vídeo microscopía, un equipo de científicos de la Universidad de California San Francisco ha revelado un nuevo papel de los pulmones (al menos en ratones): la producción de sangre. De acuerdo con los hallazgos, publicados en Nature, estos órganos son responsables de producir más de la mitad de las plaquetas. Y no solo eso, también identificaron un grupo previamente desconocido de células madre sanguíneas capaces de restaurar la producción de sangre cuando las células madre de la médula ósea, antes consideradas “la fábrica” de la sangre, se agotan.
Para realizar este descubrimiento, el equipo, liderado por Mark R. Looney utilizó un ratón modificado genéticamente para que las plaquetas emitieran una luz fluorescente de color verde y, al seguir el recorrido descubrieron que un número sorprendentemente grande de las células productoras de plaquetas, llamadas megacariocitos, en la vasculatura pulmonar. Aunque anteriormente se habían observado estas células en el pulmón, se pensaba que su “hábitat” era la médula ósea.
"Cuando descubrimos esta población masiva de megacariocitos – explica en un comunicado, Emma Lefrançais, una de las coautoras del estudio –, nos dimos cuenta de que teníamos que seguir profundizando”.
Y las imágenes aportaron más información. Los megacariocitos eran capaces de producir más de 10 millones de plaquetas por hora dentro de la vasculatura pulmonar, lo que sugiere que más de la mitad de la producción total de plaquetas (en ratones) se produce en el pulmón, no en la médula ósea, como se creyó durante mucho tiempo. Por si fuera poco, las imágenes también revelaron una amplia variedad de células progenitoras de megacariocitos, previamente ignoradas, y células madre sanguíneas “afincadas” fuera de la vasculatura pulmonar, aproximadamente 1 millón por cada pulmón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por último, el equipo de Looney trasplantó pulmones sanos con la misma modificación genética a ratones cuya médula ósea carecía de células madre sanguínea. El análisis de la médula ósea de los ratones receptores mostró que las células fluorescentes procedentes de los pulmones trasplantados, rápidamente viajaron a la médula ósea dañada y contribuyeron a la producción no sólo de plaquetas, sino de una amplia variedad de células sanguíneas, incluyendo células inmunitarias tales como neutrófilos, Células B y células T. Estos experimentos sugieren que los pulmones son anfitriones de una amplia variedad de células progenitoras de sangre y células madre capaces de repoblar la médula ósea dañada y restaurar la producción de muchos componentes de la sangre.
"Es fascinante que los megacariocitos viajen desde la médula ósea hasta los pulmones para producir plaquetas – concluyó Guadalupe Ortiz-Muñoz –. Es posible que el pulmón sea un bioreactor ideal para la producción de plaquetas debido a la fuerza mecánica de la sangre, o quizás debido a alguna señalización molecular que todavía desconocemos".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias