¿Qué es el cáncer de piel que afecta a Hugh Jackman?

El actor australiano ha sido intervenido por sexta vez

image
Imagen subida por el propio actor a la red social Instagram asegurando que se encuentra bien y agradece a los médicos.

Mediante una foto subida a una red social, el actor australiano Hugh Jackman, muestra que nuevamente ha debido ser intervenido por un carcinoma en su nariz. "Otro carcinoma basocelular – afirmaba en Instagram –. Gracias a los chequeos rutinarios y a los maravillosos médicos, todo está bien. Tiene peor pinta con el vendaje que sin él. ¡Lo juro! #PonteProtecciónSolar".
Esta es la sexta vez que el protagonista de Lobezno es intervenido por este tipo de cáncer. Pero, ¿qué es exactamente? El de piel es el más frecuente de todos los tipos de cáncer. De hecho las cifras hablan de un aumento del 38% en los últimos cuatro años en nuestro país. Afortunadamente para Jackman, él padece de un carcinoma basocelular. Este tipo de tumores tienen una tasa de incidencia en España de 113,05 nuevos casos por cada 100.000 habitantes-año si solo se cuenta un tumor, pero las cifras son superiores si se contabilizaran tumores en lugar de personas (una misma persona, puede tener más de un tumor), con una tasa de incidencia de 253,23 nuevos casos al año. Los datos son similares a otros países europeos, como Alemania o el Reino Unido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La mayoría de este tipo de tumores son el resultado de una exposición excesiva a la luz ultravioleta. La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) distingue dos tipos diferentesde cáncer de piel no melanoma: los carcinomas de células escamosas, epidermoide o espinocelular y el carcinoma de células basales o basocelular, que es el que afecta a Jackman. “Procede de la capa más inferior de la epidermis, las células basales – explican en la AECC –. Es particularmente frecuente en la raza blanca, caucasiana. La incidencia está aumentando en un 10% anual. No tiene capacidad de dar metástasis aunque puede ser invasivo localmente por su crecimiento lento pero progresivo”.

Los expertos recomiendan usar protección solar y no exponerse al sol en las horas de mayor incidencia, entre las 11:00 y las 16:00.
Hay diferentes tipos de tratamientos, como la crioterapia o la electrocirugía, pero es fundamental que una vez detectado, las revisiones sean periódicas para detectar en las primeras etapas cualquier aparición de nuevas lesiones.
Aunque no hay que alarmarse, sí es necesario estar alerta a los síntomas para consultarlo con un experto. Las lesiones producidas por el cáncer de piel no melanoma, se producen en un 55% de los casos en el rostro o el cuello y luego en brazos y piernas, mientras que el carcinoma de células basales, se localiza, en el 70% de los casos, en la cara y cuello.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias