Buscan señales de vida en Wolf 1061c

Se trata de uno de los exoplanetas más cercanos a la Tierra

image
Al igual que esta representación artística, la estrella Wolf 1061, está rodeada por tres planetas conocidos. Crédito imagen: NASA/JPL-Caltech

Biólogos, astrónomos, físicos, el cine, la literatura… todo y todos nos hemos preguntado alguna vez si estamos solos en el universo. Pero hay quienes dedican su vida a esta pregunta. Stephen Kane, físico y astrónomo de la Universidad Estatal de San Francisco, es uno de ellos. En un reciente artículo publicado en Astrophysical Journal, Kane y su equipo examinan la zona habitable en un sistema planetario, Wolf 1061, a 14 años luz de distancia de la Tierra. Si bien la proximidad es un factor importante, lo que lo convierte en una diana para Kane es que, uno de los tres planetas conocidos en el sistema, Wolf 1061c, es rocoso y se encuentra en la zona habitable respecto a su estrella, ni muy cerca como para quemarse ni tan lejos que se helara. Con la ayuda de expertos de la Universidad Estatal de Tennessee y de Ginebra (Suiza), lograron realizar mediciones de la estrella de este planeta para saber si la vida podría existir allí.
Puesto que Wolf 1061c está cerca del borde interior de la zona habitable, es decir, próximo a la estrella, podría ser que tenga una atmósfera semejante a la de Venus.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Kane y su equipo también observaron que, a diferencia de la Tierra, que experimenta cambios climáticos debido a las lentas variaciones en su órbita alrededor del Sol, la órbita de Wolf 1061c cambia a un ritmo mucho más rápido, lo que podría significar que el clima podría ser bastante caótico . "Podría causar que la frecuencia de congelación del planeta o calentamiento sea bastante severa", afirma Kane en un comunicado. Pero… ¿es posible la vida en Wolf 1061c? Una posibilidad es que, pese a tener las características de Venus (una densa atmósfera que atrapa un calor sofocante que promedia los 420ºC), el caos climático provocado por su órbita “permita enfriar al planeta”, concluye Kane.
En los próximos años, nuevos telescopios como el Telescopio Espacial James Webb, el sucesor del Telescopio Espacial Hubble, serán capaces de detectar componentes atmosféricos de los exoplanetas y mostrar lo que está sucediendo en la superficie

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias