Cuando la medicina viste la sangre de arco iris

Se trata de una nueva herramienta que permite seguir células sanguíneas a lo largo del tiempo para comprender cómo surgen desórdenes en la sangre como la leucemia

image
Así se ven las diferentes células sanguíneas gracias a esta nueva técnica. Las células del mismo color, tienen un mismo origen. Crédito imagen: Nature Cell Biology 2016, Henninger et al

Los seres humanos nacemos con un determinado número de células madre sanguíneas. Los científicos especulan que una importante variedad de trastornos sanguíneos y distintos tipos de cáncer surgen cuando un clon de una célula madre sanguínea muta y se convierte en dominante. Pero lo que realmente sucede hasta que eso ocurre es un misterio. O lo era hasta ahora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Hay un interés significativo en determinar cómo se expande el clon de las células madre – explica Leonard Zon, principal autor del estudio publicado en Nature Cell Biology, en un comunicado –, qué hace que un clon sea dominante y por qué eso predispone a desarrollar cáncer o trastornos en la sangre”. Gracias a una nueva herramienta de codificación, que utiliza el color como señal, los científicos pueden seguir el rastro de las células a lo largo del tiempo, algo fundamental para comprender cómo surgen los trastornos sanguíneos o la leucemia.
La técnica ha sido probada en peces cebra, que tienen una genética muy similar a la humana. De hecho, un 70% de los genes que codifican proteínas en humanos también se encuentran en estos animales y un 84% de aquellos asociados a una enfermedad, tienen un gen similar en los peces cebra .

El equipo de Zon ha utilizado com modelo un pez cebra especial, llamado Zebrabow, que cuenta con múltiples copias de genes que se iluminan, en rojo y azul, ante la presencia de una proteína fluorescente y lo ha modificado para que los colores se iluminen en diferentes medidas y cantidades ante la presencia de determinadas enzimas.

"Es como un televisor RGB – añade Zon – en el que el rojo, el azul y el verde nos permiten ver todos los colores. En este sistema la enzima corta diferentes partes, ya sea el azul o el verde y el azul, lo que hace que la célula madre obtenga un color o una tonalidad diferente. Gracias a ello pudimos marcar con diferentes tonalidades cada célula madre que nacía y luego seguir los colores a lo largo del desarrollo y ver cuántas células madre de cada color estaban presentes en los peces adultos. Debido a que nuestro sistema se basa en el color, no tenemos que destruir las células para analizar cómo se clonan y luego ver qué factores genéticos están involucrados en su expansión”. En total el equipo logró crear unos 80 colores usando diferentes proporciones de cada proteína fluorescente. Cada color representa un clon diferente o una variedad de células madre sanguíneas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En un sistema sanguíneo normal existe una diversidad de tipos de células madre, todas genéticamente idénticas pero con diferentes cambios epigenéticos que afectan su expresión. Ser capaces de rastrear cómo se desarrollan las diferentes poblaciones clonales tiene muchas implicaciones para la medicina ya que permitiría descubrir cuáles son las que estarían implicadas en la leucemia o en los trastornos mielodisplásicos (aquellos en los que no se producen ciertos tipos de células sanguíneas o que estas no maduran adecuadamente)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias