El Hubble descubre un “fósil” de los primeros tiempos de la Vía Láctea

Se trata de un cúmulo de estrellas que sobrevive casi inalterado desde hace 12.000 millones de años

image
El sistema estelar Terzan 5 es un testimonio de los primeros tiempos de nuestra galaxia. Crédito imagen: NASA/ESA/Hubble/F. Ferraro

Un equipo internacional de astrónomos ha revelado la existencia de los que podrían llamarse los restos fosilizados de las primeras estrellas de la Vía Láctea. Se trata de Terzan 5, un sistema estelar que contiene estrellas muy similares a las más antiguas en la Vía Láctea y cuyo estudio comprender mejor el pasado y el presente de nuestra galaxia.
Terzan 5, se encuentra a 19.000 años luz de la Tierra y cuando fue descubierto unos 40 años atrás fue clasificado como un cúmulo globular, pero este nuevo estudio, publicado en The Astrophysical Journal, bajo el título The age of the young bulge-like population in the stellar system Terzan 5: linking the Galactic bulge to the high-z Universe, señala que se trata de un cúmulo como el que nunca se había visto.
Para llegar a esta conclusión, el equipo analizó los datos de la Advanced Camera for Surveys y la Wide Field Camera 3, del Hubble, así como de un conjunto de telescopios en tierra. Y encontraron evidencias convincentes de que existen dos clases distintas de estrellas en Terzan 5, que no sólo difieren en los elementos que contienen, sino también en su edad: las separan unos 7.000 millones de años.
Las edades de las dos poblaciones indican que el proceso de formación de estrellas en Terzan 5 no fue continuo, sino que sucedió en dos oleadas. “Esto significa que el Terzan 5 ancestral – explica Davide Massari, co-autor del estudio – tenía enormes cantidades, suficiente para una segunda generación de estrellas. Y debía ser masiva, por lo menos 100 millones de veces la masa del Sol”.
Estas propiedades inusuales hacen de Terzan 5 el candidato ideal para ser fósil de los primeros días de la Vía Láctea. “Este tipo de fósiles galácticos permiten a los astrónomos reconstruir una pieza importante de la historia de nuestra Vía Láctea – añade Francesco Ferraro, líder del estudio –. Algunas características de Terzan 5 se asemejan a las detectados en los cúmulos gigantes que vemos en las galaxias de formación estelar con un alto corrimiento al rojo, lo que sugiere que los procesos ocurrieron en la época de la formación de galaxias”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias