Descubren dónde nacen los vientos solares

El hallazgo permitirá un mejor conocimiento de la atmósfera solar y cómo influye en la Tierra y otros planetas

image
Imagen obtenida con el STEREO (izquierda) y luego la procesada por el equipo responsable del hallazgo. Crédito imagen: Craig DeForest, SwRI

Desde la década de 1950 el descubrimiento del viento solar (el flujo constante de partículas cargadas del Sol ) el enigma de su nacimiento ha provocado a los expertos debido a sus propiedades. A medida que se acerca a la Tierra, el viento solar es racheado y turbulento. Pero cerca del Sol, en su cuna, el viento se estructura en rayos, de un modo muy parecido al que usan los niños cuando dibujan nuestra estrella. Los detalles de esta transición eran uno de los grandes misterios, hasta ahora sin respuesta.
Gracias al Observatorio de Relaciones Terrestres-Solar de la NASA, STEREO por sus siglas en inglés, los científicos han obtenido las primeras fotografías de la corona solar y pueden describir el origen de la transición, donde se inicia el viento solar. La definición de los detalles de este límite nos ayuda a aprender más acerca de nuestra estrella. Los resultados han sido publicados en The Astrophysical Journal.
.
"Ahora tenemos una visión global de la evolución del viento solar – explica Nicholeen Viall, una de las responsables del artículo –. Esto realmente va a cambiar nuestra comprensión de cómo se desarrolla el entorno espacial."
Ya sea cerca de la Tierra, como mucho más allá de Plutón, nuestro entorno espacial está dominada por la actividad del Sol. La estrella y su atmósfera, están hechas de plasma (una mezcla de partículas cargadas positiva y negativamente, que se han separado a temperaturas extremadamente altas). Pero el viento solar evoluciona de modos muy extraños en su recorrido.
"A medida que se aleja del Sol – añade Craig DeForest, otro de los autores de la investigación –, la intensidad del campo magnético de este viento cae más rápido que el material que lo compone hasta llegar a actuar más como un gas y menos como un plasma”.
Para comprender mejor el instante que han capturado los expertos, ellos mismos explican que las partículas que forman el viento solar se asemejan al líquido disparado por una pistola de agua. Primero el agua es de un flujo suave y unificado, pero con el tiempo se rompe en gotas, gotas cada vez más pequeñas y finalmente se convierte en un spray brumoso. Las imágenes de este estudio han capturado el plasma en el mismo instante en el que el líquido, disparado por una pistola, se desintegra en gotas. Y esto tendría lugar a unos 32 millones de kilómetros del Sol (la Tierra se encuentra a unos 150).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias