Logran ver qué ocurre en el cerebro de un animal cuando experimentan con él

Se trata de una nueva técnica que permitirá explorar con mayor profundidad cómo reacciona nuestro cerebro

image
Células CNIFERs brillando en el cerebro de un ratón mientras liberan dopamina. Crédito imagen: Slesinger & Kleinfeld labs

Esta semana se celebra en Filadelfia la Reunión Anual de la Sociedad de Química de Estados Unidos. Allí, los científicos de la iniciativa BRAIN (Brain Research through Advancing Innovative Neurotechnologies, Investigación en el Cerebro Por Medio de Tecnologías Innovadoras) presentará un nuevo estudio basado en una revisión actual a los experimentos de Ivan Pavlov.
Más de un siglo atrás, Pavlov realizó una serie de experimentos revolucionarios cuyos resultados sirvieron para sentar las bases de gran parte de los estudios sobre conducta y psicología, condicionando a una serie de perros a salivar al sonido de una campana o timbre. Ahora los expertos de BRAIN logran ver qué ocurre en el cerebro de los animales, en tiempo real, cuando sucede esto. Todo comenzó como parte del programa de la administración Obama, en 2013, para estimular nuestro conocimiento de la mente y permitir a los expertos comprender cómo las neuronas interactúan para formar circuitos.
"Hemos desarrollado detectores basados en células nerviosas llamadas CNiFERs que se pueden implantar en el cerebro de ratones y perciben la descarga de neurotransmisores específicos en tiempo real – explica Paul A. Slesinger, uno de los responsables de la técnica –. Hemos sido capaces de medir los ciclos de aumento repentino de dopamina durante el proceso de aprendizaje, inicialmente justo después de la recompensa. Pero después de días de entrenamiento, empezamos a detectarla después del tono pero antes que se presentara la recompensa."
Las CNiFERs son las siglas de Células Neurotransmisoras Fluorescentes Diseñadas para Informar. Se trata básicamente de detectores que emiten luz y pueden verse con un microscopio de dos fotones y son los primeros biosensores ópticos que permiten distinguir entre los casi idénticos neurotransmisores dopamina y norepinefrina, algo fundamental teniendo en cuenta la casi opuesta función que tienen: la primera está relacionada al placer y la norepinefrina al estado de alerta. Esta nueva técnica permitirá comprender en primera instancia el cerebro de sujetos en experimentos y luego, en humanos, ayudar a establecer los mecanismos de aprendizaje y adicciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias