No todo lo que broncea es Sol

Un nuevo estudio calcula cuánto de nuestro bronceado llega de fuera de la galaxia

image
Ya puedes decir que tu bronceado te llega desde el infinito y más allá. Crédito imagen: Digasalinas

Cuando te tiendas al sol este verano, cerca de mil trillones de fotones van a bombardear tu cuerpo. cada segundo. La mayoría de ellos llegan desde el Sol, pero hay una pequeña fracción que ha viajado desde lejanos puntos del universo solo para chocar contra tu piel.
En un estudio que se publicará el día 12 de agosto en Astrophysical Journal, un grupo de astrónomos ha calculado cuánta luz llega a nuestro planeta desde fuera de la Vía Láctea, en un amplio rango de longitudes de onda. La investigación estudia los fotos cuya longitud de onda varía desde una fracción de micrómetro (dañinos) a milímetros (inocuos). Y los resultados, de acuerdo con Simon Driver, del Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía (ICRAR por sus siglas en inglés) y principal autor del estudio, señalan que unos diez mil millones de fotones que nos golpean cada segundo, son del espacio intergaláctico.
"La mayor parte de los fotones que llegan a nosotros – explica Driver – se originan en el Sol, ya sea directamente, dispersada por el cielo o reflejada por el polvo en el Sistema Solar. Sin embargo, también estamos bañados por radiación desde más allá de nuestra galaxia, llamada la luz de fondo extragaláctica. Estos fotones se originan en el núcleo de las estrellas en galaxias distantes, y de la materia que se mueve en espiral en los agujeros negros supermasivos”.
Si bien 10 mil millones de fotones por segundo pueden parecer muchos, Driver asegura que, a esa escala, tendríamos que tomar sol durante miles de millones de años para provocar un daño permanente.
Rogier Windhorst, de la Universidad del Estado de Arizona y coautor del estudio, señala que el Universo también viene con su propia protección solar incorporada ya que aproximadamente la mitad de la energía procedente de la luz ultravioleta de las galaxias se convierte en una longitud de onda menos perjudiciales gracias a los granos de polvo.
"Las propia galaxias mismos nos proporcionan un bronceador natural con un factor de protección 2”, añade Windhorst.
El estudio forma parte de investigaciones de ICRAR para entender la evolución de la energía, la masa y la estructura del Universo. También persigue comprender cómo hemos pasado de la distribución de los átomos en el Universo temprano a la aparición de la Tabla Periódica, la multitud de estrellas, galaxias y cúmulos de galaxias del universo observable.
"Los procesos que han dado forma a la masa del universo han generado enormes cantidades de energía – concluye Driver – un número que solo es empequeñecido por la inmensidad del espacio. La física precisa de cómo esta energía se libera todavía no se entiende completamente y se sigue investigando para desarrollar modelos capaces de explicar la energía que hemos medido”.

En el ICRAR han realizado una infografía que explica en detalle las cifras señaladas por los expertos.

Crédito imagen: International Centre for Radio Astronomy Research

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias