Cuando el sexo es un sesgo en los estudios científicos

Asumir que es lo mismo si los participantes de un estudio son hombre o mujeres, es una política que comienza a ser criticada por muchos expertos

La investigación clínica suele dejar fuera a las mujeres de sus ensayos bajo la premisa de que un analgésico o un antidepresivo será igualmente eficaz en sujetos de ambos sexos, pero un número creciente de científicos están criticando este enfoque. En un ensayo publicado en Cell Metabolism, un grupo de expertos señala que las hormonas y otras variables producen diferencias en el potencial terapéutico de diferentes fármacos y que ambos sexos deben tenerse en cuenta en los ensayos para avanzar en el campo de la medicina.
“Actualmente, cuando alguien va al médico y se le da una receta, es posible que no siempre se han probado específicamente en mujeres – explica Deborah J. Clegg, principal autora del ensayo –. Casi toda la investigación básica, independientemente de si se trata de roedores, perros o seres humanos, se realiza predominantemente en el sexo masculino. La mayoría de la investigación se realiza con la suposición de que hombres y mujeres son biológicamente iguales.".
Una de las razones para excluir a las hembras de los estudios, señala el ensayo, es que a través del ciclo menstrual hay fluctuaciones en hormonas como los estrógenos y la progesterona, creando un entorno hormonal diferente, lo que puede afectar potencialmente la investigación. Y, a menudo, se pasa por alto que estas hormonas sexuales están implicados en todos los procesos biológicos, incluyendo la sensibilidad a los ácidos grasos, o la capacidad para metabolizar los azúcares simples. Estas diferencias tienen implicaciones para todos los ensayos clínicos, ya sea que están poniendo a prueba los efectos de un fármaco o la capacidad de un cuerpo para tolerar un trasplante de órganos.
“Es importante recordar que también existen diferencias cromosómicas entre los sexos – añade dice Clegg –. Hay poca investigación que examine si los fármacos se comportan de manera diferente en la presencia de los cromosomas XX en lugar de XY. Incluso los estudios genómicos a menudo no toman en cuenta los cromosomas, a pesar de que los cromosomas sexuales son una pieza integral de maquillaje genómico de un individuo”.
Mientras que los investigadores aprecian que hay diferencias de sexo en el riesgo de enfermedad, se sabe menos acerca de cómo o por qué estas diferencias se producen o cómo se extienden a la comunidad transexual. Por ejemplo, el laboratorio de Clegg está investigando el impacto de la cirugía de cambio de sexo en el riesgo de enfermedad cardiovascular. Las mujeres son menos vulnerables a las enfermedades cardiovasculares en comparación con los hombres; Sin embargo, no está claro si una mujer transexual (un hombre que ha pasado a convertirse en una mujer) está en un riesgo bajo o más alto de enfermedades del corazón debido a la presencia de cromosomas masculinos endógenos superpuestos con hormonas femeninas exógenas.
"Existe una importante población de individuos para estudiar – señala Clegg –, que comenzarán a aportar claves sobre el perfil hormonal óptimo para protegernos del riesgo de enfermedad no sólo en esta población, sino también con respecto a los hombres y las mujeres. Es importante comenzar a entender si hay un papel para las hormonas, los cromosomas, y / o sus interacciones con respecto al riesgo de la enfermedad”.
Ocurre a menudo que se incluyen sujetos de sexo femenino en los estudio sin tener en cuenta si son pre o post menopáusicas, si toman la píldora anticonceptiva, o si se está tomando bloqueadores de hormonas. Todos estos son aspectos que pueden afectar el perfil hormonal, añadiendo otra variable que no está contabilizada en el resultado del experimento.
Clegg tiene la esperanza de que en el futuro, los ensayos clínicos pueden cambiar. "Sería muy bueno si hubiera fármacos que fueron probados específicamente y se dosificaran por sexo – concluye la experta –. Hay tantas variables en la investigación médica que no pueden ser resueltas ubicando a todas las mujeres en una misma categoría independientemente de su edad, y ciertamente no pueden ser resueltas mediante su completa exclusión. Para que la medicina sea de verdad personalizada, es importante comenzar centrarse y tratar al sexo como una variable biológica".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias