Científicos se enfadan con la autora de Harry Potter por culpa de un orgasmo

JK Rowling puso en duda los resultados de una investigación reciente que abordaba los orígenes del orgasmo femenino. Los científicos, molestos, respondieron a la escritora

Cuesta creer que algo tan delicioso como un orgasmo pueda enfrentarnos también en las redes sociales. Pero así ha sido. Los protagonistas de la pelea fueron un par de biólogos evolutivos y la célebre escritora JK Rowling, autora de los libros de Harry Potter.

Partiendo de la base de que tenemos oídos para oír, narices para oler y ojos para ver, los científicos se propusieron averiguar qué fin tenía el clítoris y para qué sirve el orgasmo femenino. Aunque para nosotras está más que clara su gran utilidad, los científicos desconocen sus raíces evolutivas, así como lo que conlleva: contracciones musculares, liberación rápida de hormonas y un intenso placer.

Desde hace años, son muchos los investigadores que se han afanado en encontrar el santo grial del orgasmo femenino. Pero ninguno ha conseguido desentrañar el misterio. Según las conclusiones publicadas por estos dos biólogos evolutivos en la Revista de Zoología Experimental, la respuesta podría encontrarse en los mamíferos que habitaron el planeta hace más de 150 millones de años, como una forma de poder liberar huevos que sean posteriormente fertilizados tras la cópula.

Lo cierto es que es una idea pionera, ya que pocos investigadores han analizado en profundidad la biología de animales en este sentido.

Lo que no le gustó a la autora de Harry Potter

La investigación fue recogida en las páginas del New York Times, donde JK Rowling manifestó su opinión sobre la investigación tras leer el artículo. Además, también ironizó en Twitter sobre el tema:

Para la autora de Harry Potter, las razones del orgasmo femenino están claras: se deben sencillamente al placer que supone tener uno. Además, JK Rowling defiende que la reproducción no es la única razón para tener sexo. Como decía irónicamente en su tuit, "sí, la posibilidad de empujar un objeto de tres kilos por la vagina debe ser un incentivo más que suficiente para tener relaciones sexuales".

Fueron muchos los que salieron a favor y en contra de la escritora. Incluida la doctora Mihaela Pavlicev, una de los autoras principales de la investigación que reprochó a Rowling no haber leído su investigación antes de criticarla: "Nuestro trabajo aborda el origen evolutivo del orgasmo femenino, mucho antes de los bebés de 3 kilos y, de hecho, mucho antes de que tuvieran lugar las relaciones sexuales humanas".

Incluso el periodista Carl Zimmer, autor del artículo publicado en el NYT criticó a la escritora diciéndole en los comentarios del mismo: "Obviamente, usted no leyó mi historia".

Fuente: dailymail.co.uk

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ciencia