Un agujero negro en el LHC

Si se logra sería micro y efímero

A partir de 2016, la física italiana Fabiola Gioanotti será la directora general del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN). En una reciente visita a Madrid, organizada por la Fundación BBVA tuvo la oportunidad de aclarar varios mitos que circulan por la red. Sobre todo aquellos relacionados con la posibilidad de que el LHC pueda crear un agujero negro. Este mito se disparó en 2008 cuando un experto en seguridad nuclear, Walter Wagner y un periodista español, Luis Sancho, realizaron una demanda para que el CERN no comenzara a funcionar porque podría crear un agujero negro que se tragara el planeta.
La realidad es que esto es imposible, la cantidad de energía que podría generar el LHC no es suficiente para crear un agujero negro, sí quizás un microagujero negro o un agujero negro cuántico “pero totalmente inocuos e inocentes, algo que no representaría ningún peligro para nuestro planeta – afirmó Gianotti –. De hecho, si aparecen sería muy importante desde el punto de vista científico, porque indicarían que nuestro mundo tiene más dimensiones espaciales que las tres que conocemos”.
Existen algunas hipótesis relacionadas con otras dimensiones que afirman que un agujero negro cuántico podría formarse con niveles de energía cercanos a los que se pueden alcanzar en el LHC, por eso Gianotti no duda en concluir asegurando que “lo que todavía no sabemos supera con mucho lo que ya sabemos. Pero confío en que volvamos a emocionar, como lo hicimos con el bosón de Higgs, pero con algo inesperado”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias