Lo que aprendimos hoy de Plutón

Nueva cordillera, géiseres y…¿un océano?

image
La nueva cadena montañosa de Plutón

Llevamos apenas una semana recibiendo información sobre Plutón gracias a la New Horizons, una sonda poco más grande que una moto que se encuentra explorando, por primera vez, un objeto en el cinturón de Kuiper, la helada región de nuestro sistema solar más allá de Neptuno. Los datos que llegan de esta exploración son en cuentagotas: tardan 4 días en llegar, debido a las grandes distancias y al modesto poder de la antena de New Horizons, por lo que, al igual que la sonda, apenas nos estamos adentrando en este recóndito sitio. De hecho, de acuerdo con el director de la División de Ciencia Planetaria de la NASA, Jim Green, la nave apenas ha enviado el 1%, quizás el 2% de los datos que tendremos. Entonces…¿qué sabemos hasta ahora?
De acuerdo a las última imágenes, se sabe que Plutón tiene una nueva cadena montañosa en la margen suroeste de la región conocida como Tombaugh, un área de llanuras heladas, brillantes y llena de cráteres. Las montañas tienen entre 100 y 1.600 metros de altura y se encuentran a unos 100 kilómetros al noroeste de los Montes Norgay, la otra cadena montañosa de Plutón previamente fotografiada por New Horizons. La región precisa en la que se encuentran ha sido bautizada informalmente como Planicie Sputnik, un área que sería relativamente joven en términos geológicos: menos de 100 millones de años, mientras que las regiones oscuras de Plutón se remontan a miles de millones de años atrás.
"Hay una notoria diferencia en la textura de las llanuras congeladas más jóvenes hacia el este y la oscuridad del terreno, llena de cráteres hacia el oeste – explica Jeff Moore, líder del Equipo de Imágenes de la New Horizons –. Todavía estamos lejos de comprender la compleja interacción entre ambas regiones”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Otro misterio nos llega desde una de las lunas de Plutón. Mientras que la luna más grande de Plutón, Caronte, ha acaparado la mayor parte de la atención hasta el momento, Nix e Hydra - la segunda y tercera lunas descubiertas - son aproximadamente del mismo tamaño, pero su similitud termina ahí. De un tamaño muy reducido, unos 42 kilómetros de largo por 36 de ancho, Nix tiene una mancha rojiza que ha atraído el interés de los científicos de la misión.
Aunque el color de la superficie de este pequeño satélite, es gris neutro, la región recién descubierta tiene un tinte rojo distinto. Diferentes análisis han hecho especular a los expertos que se trata de un cráter. "Los datos de composición adicionales – afirma Carly Howett, científica de la misión – ya han sido recopilados, pero aún no se ha descargado el enlace. La información nos dirá a qué se debe su tonalidad rojiza. Los datos son tan tentadores que me resulta muy difícil ser paciente”.
Mientras tanto, la imagen más nítida recibida hasta el momento de la otra implicada, Hydra, muestra al menos dos grandes cráteres, uno de los cuales permanece en su mayor parte en la sombra. La región superior se ve más oscura que el resto, lo que sugiere una posible diferencia en la composición de la superficie. Para Ted Stryk del Roane State Community College en Tennessee y colaborador de la misión: "Antes de la semana pasada, Hydra era apenas un punto de luz tenue, así que es una experiencia surrealista que se convirtiera en un lugar tangible. Podemos ver su forma y detectar características reconocibles en su superficie por primera vez ".
Se espera que las imágenes de las otras lunas de Plutón, las recientemente descubiertas Styx y Kerberos, sean transmitidas a la Tierra a más tardar a mediados de octubre.
Pero aún hay más. El equipo de New Horizons ha dado a conocer lo que podría ser el caramelo geológicos de la superficie de Plutón: colinas humeantes que se elevan por encima de suaves llanuras de hielo. Los científicos habrían descubierto vetas de material que vuela a favor del viento. Aunque el equipo aún no está listo para declarar que estas manchas son géiseres , sí afirman que las manchas y estrías se asemejan a los géiseres de Tritón, la luna de Neptuno.
La NASA ha dado a conocer los primeros resultados de las mediciones realizadas cuando la New Horizons pasó detrás de Plutón. Midiendo la forma en que la luz del Sol fue eclipsada por el borde de Plutón, el equipo científico fue capaz de analizar su atmósfera y descartar los modelos que muestran un ambiente turbulento en favor de uno que es más lento.
Otro datos sorprendente es la falta de cráteres observada en Caronte, algo que evidencia su juventud, y la actividad geológica que tendría relación con la superficie helada de Plutón. Esto fue inesperado, porque muchos pensaban que las fuentes de calor internas de Plutón y Caronte, restos del impacto que los vio nacer hace miles de millones de años, se habrían disipado hace mucho tiempo.
Con esto se acumula más evidencia que mostraría que Plutón es un cuerpo geológicamente activo, lo que podría plantear la posibilidad de un regreso al panteón de los planetas.
"Echad un vistazo a las heladas llanuras congeladas de Plutón – confiesa Alan Stern, investigador principal de la misión en el Instituto de Investigación del Sudoeste (SwRI) en Boulder, Colorado –,¿Quién hubiera esperado este tipo de complejidad?”.
Y esto no termina aquí. En una reciente entrevista, la astrofísica Amy Barr Mlinar ha lanzado una bomba.
De acuerdo con Barr Mlinar, el impacto antes mencionado que provocó el nacimiento de Plutón y Caronte, pudo haber creado un océano subterráneo. Ese océano podría ser la fuerza impulsora detrás de la tectónica de hielo, una teoría que la propia Barr Mlinar y Geoff Collinspublicaron el año pasado. El artículo también explora la posibilidad de que las lunas Nix, Hidra, Styx, y la más pequeña Cerberos, puedan ser restos de la misma colisión.
El choque sería la causa de la formación de un océano que difícilmente haya desaparecido. Barr Mlinar explica que “los mundos helados podrían tener un circuito de retroalimentación cuando se trata de los océanos. Si la tectónica que Plutón tuvo un océano en el pasado, es muy difícil que haya desaparecido. A medida que el líquido se congela, todos los materiales anticongelantes (sal y amoniaco) quedan excluidos. Cuando parte del océano se congela, las sales y el amoníaco pasa a ocupar concentraciones más altas en el resto del océano y, debido a que actúan como anticongelante, inhiben aún más la congelación. Así, mientras más agua se congela, más difícil es para el resto del agua congelarse.” Para saber si esto es cierto, la astrofísica espera poder ver accidentes geográficos similares a lo que vemos en Europa, la luna helada de Júpiter con un océano bajo la superficie y una corteza helada.
De descubrirse, sería otra sorpresa más que nos presenta Plutón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La NASA realizará su próxima conferencia de prensa el 24 de julio. Después de eso, las imágenes que recibamos de las cámaras New Horizons harán una pausa de casi 2 meses, mientras que el equipo se centra en la recolección de datos. Quienes quieran participar del evento pueden enviar sus preguntas a la cuenta de twitter de la Nasa con el hashtag: #AskNasa

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias