Si no hubiera vida en el planeta, los continentes serían más pequeños

La erosión hace la diferencia

Puede sonar contrario a la lógica, pero la vida en la Tierra es la responsable del crecimiento de los continentes. Así lo afirma un estudio realizado por la Unión Europea de Geociencias (EGU por sus siglas en inglés). Los científicos sostienen que es la erosión la que produce esto. Por ejemplo, las plantas, al echar raíces, pueden romper rocas creando sedimentos. Estos llevan agua en su interior, lo que permite que más líquido llegue al manto de la Tierra. Si no hubiera suficiente agua presente, a unos 100-200 kilómetros de profundidad, la producción continental cesaría.
Los científicos construyeron un modelo de la evolución planetaria y descubrieron que si la erosión disminuyera, al principio, los continentes seguirían teniendo un gran tamaño, pero con el tiempo, si la vida no estuviera presente en la Tierra, la cantidad de agua que llegara al manto, no sería suficiente para formar más corteza continental y los continentes diminuirían su tamaño. Ahora mismo ocupan un 40% del planeta y sin vida la reducción sería del 10%. En el caso extremo de que la Tierra jamás hubiera tenido vida, los continentes ocuparían apenas un 10% del globo. De este modo, en lo que respecta a un planeta habitable, la vida parece desempeñar un papel en la formación de los hábitats.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias