¿Puedes hacer una espada de Juego de Tronos con conocimientos de química?

Un experto intenta recrear el acero valyrio

image
Dos de las espadas más conocidas de Juego de Tronos: Guardajuramentos y Lamento de Viuda

a fantasía épica de Juego de Tronos estrenará nueva temporada en España el día 13 de abril. Habrá intrigas, batallas, sexo y, desde luego, espadas. Y en los Siete Reinos, las más valoradas son las que están confeccionadas con acero valyrio. De acuerdo con la mitología creada por George R.R. Martin, el acero valyrio es una aleación (combinación de metales) concebida en Valyria. Puede que tenga un hechizo relacionado con los dragones, pero lo que se consigue con esta aleación son armas de calidad incomparable y por ello son muy buscadas. El secreto de su composición se perdió y muy pocos tienen aún el conocimiento para forjarlo. Por ello las espadas de acero valyrio son tan preciadas, constituyen tesoros de las casas nobles y tienen nombres propios como Lamento de Viuda, Guardajuramentos, Veneno de Corazón, Lluvia Roja, Hacedora de Huérfanos o Verdad.
El científico canadiense Ryan Consell se preguntó si sería posible utilizar la química para recrear una espada tan mítica. Para ello lo primero que hizo fue analizar sus propiedades. Cualquier acero, aún el mágico valyrio, contiene, más que nada hierro, pero también debe contener carbono. Cada nuevo elemento que se agrega puede cambiar de modo drástico la aleación.
Las claves que se conocen del acero valyrio es que hace espadas más livianas, más fuertes, resistentes al calor y más afiladas que el acero común. También tiene un color oscuro y unas filigranas características, similares a las del acero de Damasco.
Para hacerlo fuerte y a la vez afilado, Consell recomienda que lleve, hierro, un 6% de carbono, silicio y manganeso. Eso la convertiría en afilada y flexible pero resistente a los golpes sin quebrarse. Aunque no bastaría para que sea tan resistente al calor. Para conseguir esto precisa carbono, vanadio, níquel, molibdeno, manganeso y cromo. Lo que sucede con esta mezcla es que no se obtiene el color propio de las espadas de Valyria, ni sus característicos dibujos o filigranas. Muchas veces, destaca Consell, los dibujos reflejan o una pobre elección de materiales o un forjado deficiente. ¿Quizás el acero valyriano no sea acero? Esa misma duda es la que formula Consell y su respuesta alternativa es que se trata de un compuesto de matriz metálica que combina metales y cerámica. Pero para ello se requiere tecnología que es muy avanzada y que probablemente no existe en Juego de Tronos. A menos que le llamen magia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si quieres ver el vídeo puedes hacerlo aquí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias