Se le torció el camino

Los planetas que hemos observado hasta ahora tienen una órbita alineada con el ecuador de su estrella. Pero un grupo de astrónomos europeos acaba de descubrir un ejemplar “rarito”: la trayectoria del planeta XO-3b, de la constelación de la Jirafa, es tan inclinada que casi pasa por los polos de su astro. Quizá el choque con otro planeta lo ladeó así.

Los planetas que hemos observado hasta ahora tienen una órbita alineada con el ecuador de su estrella. Pero un grupo de astrónomos europeos acaba de descubrir un ejemplar “rarito”: la trayectoria del planeta XO-3b, de la constelación de la Jirafa, es tan inclinada que casi pasa por los polos de su astro. Quizá el choque con otro planeta lo ladeó así.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ciencia