¿Puede aprovecharse la energía de las olas?

¿Puede aprovecharse la energía de las olas?

Agitadas por el viento, las olas se mueven en un vaivén eterno, cuya energía podría aprovecharse. Es lo que se conoce como energía undimotriz, o lo que es lo mismo, la forma de captación energética que se nutre del oleaje.

La cosa no es sencilla, porque en una ola se esconden tres tipos de energía: dos producidas por los cambios de empuje en las dos fases de su movimiento: cresta (al ascender y caer), seno (al sumergirse y volver a emerger) y una tercera nacida de su desplazamiento. Entre los sistemas que intentan aprovechar la energía de las olas, uno ha sido desarrollado en España. Bautizado como Pysis, es capaz de aprovechar al máximo todo ese potencial energético.

El dispositivo está formado por una serie de boyas de 12 metros de longitud, conectadas por un sistema de transmisión a unos depósitos invertidos que llenos de aire, ofrecen resistencia ante los movimientos de la ola y aprovechan esa fuerza para producir energía. Pese a que las boyas están conectadas, funcionan autónomamente, de manera que cada una aprovecha el estado de la ola en función de su posición. Según sus creadores, un generador de 10 grupos de boyas en el Atlántico generará 19,8 Gwh al año, el equivalente a un generador eólico, pero la energía undimotriz es una fuente más predecible y constante pues se calcula que por cada hora de viento se pueden tener entre dos y dos y media de oleaje.

Fuente:Divulga.es

Redacción QUO

NO TE LO PUEDES PERDER

Comentarios (0):

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Puede aprovecharse la energía de las olas?

¿Puede aprovecharse la energía de las olas?

Agitadas por el viento, las olas se mueven en un vaivén eterno, cuya energía podría aprovecharse. Es lo que se conoce como energía undimotriz, o lo que es lo mismo, la forma de captación energética que se nutre del oleaje.

La cosa no es sencilla, porque en una ola se esconden tres tipos de energía: dos producidas por los cambios de empuje en las dos fases de su movimiento: cresta (al ascender y caer), seno (al sumergirse y volver a emerger) y una tercera nacida de su desplazamiento. Entre los sistemas que intentan aprovechar la energía de las olas, uno ha sido desarrollado en España. Bautizado como Pysis, es capaz de aprovechar al máximo todo ese potencial energético.

El dispositivo está formado por una serie de boyas de 12 metros de longitud, conectadas por un sistema de transmisión a unos depósitos invertidos que llenos de aire, ofrecen resistencia ante los movimientos de la ola y aprovechan esa fuerza para producir energía. Pese a que las boyas están conectadas, funcionan autónomamente, de manera que cada una aprovecha el estado de la ola en función de su posición. Según sus creadores, un generador de 10 grupos de boyas en el Atlántico generará 19,8 Gwh al año, el equivalente a un generador eólico, pero la energía undimotriz es una fuente más predecible y constante pues se calcula que por cada hora de viento se pueden tener entre dos y dos y media de oleaje.

Fuente: Divulga.es

Redacción QUO

NO TE LO PUEDES PERDER

Comentarios (0):

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.