Una lectora volará en microgravedad

Sesenta años después de Arthur C. Clarke, Quo se convierte en la primera revista española que no solo envía un periodista a un vuelo en gravedad cero, sino también a un lector.

El 15 de Agosto, nuestro redactor Juan Scaliter, junto a Begoña Palacín, ganadora del concurso del número 200 de QUO, realizarán un viaje en microgravedad que partirá desde la Ciudad de las Estrellas, Star City, en Moscú. Acaban de aterrizar en la capital rusa para completar todos los pasos previos a semejante aventura, una que relataremos paso a paso en nuestra web y podrás seguir también desde Twitter y Facebook.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Un vuelo en microgravedad (como también es conocida esta forma de simular las condiciones del espacio) es una técnica de vuelo utilizada para entrenar a los futuros astronautas en las condiciones de ingravidez que vivirán en el espacio. Un avión acondicionado especialmente (se le han quitado casi todo los asientos y se han acolchado sus paredes) asciende a 6.000 metros sobre el nivel del suelo y luego, en un ángulo de unos 47º inicia una nueva ascensión que provoca una sensación de sobregravedad: los viajeros llegan a experimentar unos 2g, el doble de su peso. Llegados a los 8.000 metros, los motores reducen la potencia y se inicia una caída libre durante cerca de 15 segundos que imita las condiciones de falta de gravedad del espacio exterior. El vuelo que realizarán nuestros “aventureros espaciales” constará de 9 de estas parábolas.

En 1952 aparece por primera vez la expresión cero-g (por gravedad cero) en la literatura. No fue en un artículo científico, ni siquiera en un comunicado de la NASA. Quien primero la usó fue Arthur C. Clarke en su novela Islas en el Cielo (en honor a la verdad Jack Binder se refiere al termino gravedad cero, pero para hablar de un estado de ingravidez en el centro de nuestro planeta).
La experiencia sera fotografiada y grabada en vídeo y, si las condiciones lo permiten, Juan Scaliter, periodista de Quo y autor del blog Ciencibilidad, promete realizar algún experimento para que nuestros lectores puedan sentir en directo cómo se vive, al menos unos segundos, sin gravedad. En breve más información en directo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ciencia