Autopsia de Tutankamon

El cuadro clínico del faraón

image
El ex jefe de Antigüedades de Egipto, Zahi Hawass con los investigadores ante el faraón Tutankamon.

Fractura de cráneo
Las pruebas de TAC revelaron que tenía un hueso de la calavera incrustado en la zona del cerebro. Por eso se dijo que pudo ser asesinado de un golpe. Hoy se piensa que fue fracturado accidentalmente por Howard Carter, o por los propios embalsamadores.

Paladar hendido.
Defecto congénito que deforma la boca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Problemas vasculares
La deficiente circulación sanguínea debilitó sus tejidos.

Síndrome de Köler II.
Un grave trastorno óseo que causa la deformación de las articulaciones.

Infección dental
Revelada por restos de pus en las muelas del juicio.

Malaria.
Las pruebas para detectar el parásito de esta enfermedad dieron positivo en la momia del joven monarca y en las de otros tres miembros de su familia; uno de ellos, su supuesto padre, Akenatón.

Rodilla herida.
Sufrió una herida muy profunda que provocó una gran hemorragia en la pierna izquierda. Se ha especulado con que pudo ser infligida con una espada o debida a una aparatosa caída. Al no existir anticoagulantes, una lesión así podía ser mortal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ciencia