¿Por qué dormimos? La ciencia ya tiene una respuesta

Se trata de una conducta que compartimos todos los seres vivos, pese a que nos deja indefensos ante nuestros depredadores. El coste es alto y los beneficios debían serlo aún más.

High Rise Siesta
General Photographic AgencyGetty Images

¿Por qué duermen los animales? ¿Por qué los humanos pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo? Estas preguntas llevan siglos haciéndolas los expertos. Y las respuestas nunca eran del todo satisfactorias.

Obviamente es esencial, pero la razón por la que los animales duermen, a pesar de la potencial amenaza de los depredadores, seguía siendo un misterio.

Un nuevo estudio, publicado en Nature Communications y liderado por Lior Appelbaum, de la Universidad Bar-Ilan, en Israel, revela una función inesperada del sueño. El hallazgo podría explicar cómo el sueño y las alteraciones del mismo, afectan el rendimiento, el envejecimiento y diversos trastornos cerebrales.

Usando técnicas de imágenes en 3D en peces cebra, el equipo de Appelbaum logró retratar el sueño con una resolución de un solo cromosoma y demostrar, por primera vez, que las neuronas individuales precisan dormir para “tareas de mantenimiento”.

El daño en el ADN puede ser causado por muchos procesos que incluyen radiación, estrés oxidativo e incluso actividad neuronal. Los sistemas de reparación de ADN dentro de cada célula corrigen este daño. Pero este estudio demuestra que durante la vigilia, cuando la dinámica cromosómica es baja, el daño en el ADN se acumula constantemente y puede alcanzar niveles peligrosos.

Así, la función del sueño es aumentar la dinámica de los cromosomas y normalizar los niveles de daño del ADN en cada neurona. Aparentemente, este proceso de mantenimiento del ADN no es lo suficientemente eficiente durante el período de vigilia y requiere un período de inactividad con una entrada reducida de estímulos en el cerebro.

“Es como un bache en el camino – explica Appelbaum –. Las carreteras acumulan desgaste, especialmente durante las horas pico del día, y es más conveniente y eficiente repararlas por la noche, cuando hay poco tránsito. Hemos encontrado un vínculo causal entre el sueño, la actividad neuronal y el daño y la reparación del ADN. El sueño da la oportunidad de reducir el daño del ADN acumulado en el cerebro durante la vigilia. A pesar del riesgo de una menor conciencia, los animales, desde medusas hasta peces cebra y humanos, tienen que dormir para permitir que sus neuronas realicen un mantenimiento eficiente del ADN, y posiblemente esta sea la razón por la que el sueño ha evolucionado y se conserva en el reino animal”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades