Niña neandertal en Madrid

Vivió en Pinilla de Valle

image
El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, presenta los cuatro dientes de la niña neandertal junto a Juan Luis Arsuaga. © Museo Arqueológico Regional.

Hace más de 40.000 años, un neandertal murió a los dos años y medio de edad en lo que hoy es la Cueva Des-Cubierta, en Pinilla del Valle (Madrid). El testimonio de tal hecho son cuatro dientes que han salido a la luz durante la X campaña de excavaciones del Calvero de la Higuera. Los expertos sospechan que pertenecieron a una niña, a la que han bautizado como Lozoya, en honor al río que recorre la zona. Al ser la primera representante infantil de una especie anterior a la nuestra que se encuentra en la región, sus dientes se han convertido en el hallazgo estrella entre los fósiles de la campaña, cuyos resultados fueron presentados ayer en Pinilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Aún no está claro que sea una niña, lo pensamos porque las dimensiones de los dientes no eran muy grandes, pero habrá que confirmarlo al analizarlos”, declara Juan Luis Arsuaga, codirector de las excavaciones junto a al arqueólogo Enrique Baquedano y el geólogo Alfredo Pérez-González.

Se abre así una apasionante etapa en la que rellenar el puzzle de las circunstancias en que vivió Lozoya, en el que, según Arsuaga “será el yacimiento el que nos ofrezca la información sobre el ecosistema y la forma de vida de quienes habitaron allí. Cómo llegó hasta allí el cuerpo, qué hacían los neandertales, cómo trataban a los niños”.

Uno de los principales interrogantes apunta a si el cuerpo fue sepultado con algún tipo de rito, como se ha verificado en otros fósiles infantiles de yacimientos de Israel o Siria. En España, el propio Arsuaga había descrito ya dos dientes de leche en Asturias y otros restos de niños encontrados en el yacimiento de Cova Negra (Valencia), pero asegura que “no son muy frecuentes”.

Junto a la niña de Calvero de la Higuera se encontraron también restos del rinoceronte de estepa (Stephanorhinus hemitoechus) que han contribuido a fechar la época en que vivió Lozoya, ya que este animal se extinguió hace 40.000 años, así como huesos de uro (Bos primigenius) y herramientas fabricadas en piedra. En las cercanas cuevas de El Camino y La Buena Pinta ya se habían hallado fósiles de molares de adultos neandertales en los años 80 y en 2007 respectivamente. Hasta ahora sólo se han identificado restos de Homo neanderthalensis en menos de una veintena de emplazamientos españoles.

Durante la presentación de los resultados de la campaña, el vicepresidente y consejero de Cultura y Deporte del a Comunidad de Madrid, Ignacio González, anunció que se han adquirido los terrenos necesarios para convertir en visitable el yacimiento de Calvero de la Higuera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias