Llega la primera cápsula del Hyperloop

Se ha presentado en el Puerto de Santa María, Cádiz

image
HTT

Cinco años atrás, en agosto de 2013, Elon Musk lanzó un órdago a la comunidad tecnológica: construir un medio de transporte formados por cápsulas que levitan en el interior de tubos al vacío. Gracias a ello, se elimina la fricción y es posible viajar a velocidades supersónicas: unos 1.200 km/h. Todo ello con un consumo de energía relativamente bajo. Musk lo denominó Hyperloop.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras varias etapas de preparación, de la que participaron numerosos expertos españoles, cinco años después de aquel desafío de Musk, se ha presentado en el Puerto de Santa María, Cádiz, la primera cápsula del Hyperloop.

La misma ha sido desarrollada por Airtificial, una empresa que nació 16 años atrás a partir de la inquietud de un grupo de investigadores de la Universidad de Cádiz y actualmente se especializa en en la ingeniería y fabricación de piezas en fibra de carbono para el sector aeronáutico y la industria automotriz.

La cápsula, bautizada Quintero One, un homenaje a Andrew Quintero, uno de los pioneros de Hyperloop, es un “vagón” de unos 32 metros, una longitud de cabina de 15 metros y un peso de cinco toneladas. En su desarrollo se invirtieron 21.000 horas de ingeniería calificada, 5.000 horas de montaje, 82 paneles de fibra de carbono, 75.000 remaches y 7.200 metros cuadrados de fibra.

Cada cápsula tiene una longitud de 30 metros y puede llevar de 28 a 40 pasajeros. De acuerdo con Hyperloop Transportation Technologies, el sistema está diseñado para salidas de cápsulas cada cuarenta segundos y una velocidad máxima de 1.223 km/h. En total sería utilizado por 164.000 pasajeros por día.

En el interior de la Quintero One hay 72 sensores que evaluarán, en tiempo real, cualquier incidencia vinculada al estrés de los materiales, las condiciones de los tubos al vacío y la seguridad de toda la estructura. Los responsables del proyecto señalan que el próximo paso será trasladar la cápsula a Toulouse (Francia), donde se completará su interior. El objetivo es que en un lapso de tres años, los primeros viajeros puedan subirse al primer Hyperloop, algo que podría ser en China o en los Emiratos Árabes Unidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ciencia