Descubren un pez color neón

Habita las zonas más profundas de los arrecifes del Atlántico

image
Luiz Rocha

En una expedición reciente al remoto archipiélago brasileño de San Pedro y San Pablo ( a más de mil kilómetros de la costa), un grupo de científicos de la Academia de Ciencias de California ha descubierto una nueva especie de pez de arrecife, con rayas rosadas y amarillas. Observado por primera vez a una profundidad de 130 metros, este colorido animal habita en las grietas rocosas de los arrecifes y no se encuentra en ningún otro lugar del mundo. Durante el hallazgo, el equipo estaba tan cautivado que no se dieron cuenta de un enorme tiburón de peinetas que nadaba cerca de ellos. El descubrimiento ha sido publicado en Zookeys.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Este es uno de los peces más bellos que he visto – señala Luiz Rocha, líder del estudio, en un comunicado –. Fue tan atractivo que nos hizo ignorar todo lo que lo nos rodeaba”.

Incluido el tiburón de casi tres metros de largo sobre sus cabezas. Los expertos han bautizado a la nueva especie Tosanoides aphrodite por Afrodita, la diosa griega del amor y la belleza, que seducía a los antiguos dioses griegos.

"Los peces de la zona más profunda de los arrecifes tienden a ser de color rosado o rojizo – añade Hudson Pinheiro, coautor del estudio – . La luz roja no penetra en estas profundidades, haciendo que los peces sean invisibles a menos que estén iluminados por una luz como la que llevamos mientras buceamos”.

De vuelta en la Academia, los expertos analizaron en detalle a los peces. Los machos están equipados con rayas rosadas y amarillas alternadas, mientras que las hembras lucían un color naranja. Usando un microscopio, el equipo contó las aletas y midió la longitud de la columna vertebral. El análisis de ADN reveló que la nueva especie es el primer miembro de su género que habita el Atlántico.

El nuevo miembro de las profundidades es un notable testimonio de los vastos hábitats oceánicos que aún permanecen inexplorados. Rocha y Pinheiro son parte de un equipo de investigación de inmersión profunda que se aventura a los arrecifes de la zona límite: hábitats de coral que se extienden a través de una estrecha banda de océano de 70 a 170 metros de profundidad.

En estos arrecifes profundos, los animales viven en oscuridad parcial, más allá de los límites del buceo recreativo, pero por encima de las profundas zonas que recorren los submarinos no tripulados usados en investigación científica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ciencia