Predecir la obesidad infantil analizando la flora bucal

MEDICINA

image
AlexisLeon

Las posibilidades de aumento de peso en la primera infancia están relacionadas con la composición de bacterias orales de niños de dos años, lo que sugiere que este aspecto poco estudiado de la microbiota infantil (el conjunto de microorganismos, incluidas bacterias beneficiosas que residen en la boca), podría servir como un indicador temprano para la obesidad infantil. Esa es la conclusión de un estudio publicado en Scientific Reports.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El tracto digestivo humano está lleno de una gran variedad de microorganismos, incluidas bacterias beneficiosas, que ayudan a garantizar una digestión adecuada y apoyan el sistema inmunitario. Esta "microbiota" se modifica a medida que cambia la dieta de una persona y puede variar mucho entre las personas. La variación en la microbiota intestinal se ha relacionado con la obesidad en algunos adultos y adolescentes, pero la posible relación entre la microbiota oral y el aumento de peso en los niños no se había explorado antes de este estudio.

Uno de cada tres niños tiene problemas de sobrepeso o es obeso – explica Kateryna Makova, líder del estudio, en un comunicado – . Si podemos encontrar indicadores tempranos de obesidad en niños pequeños, podemos ayudar a padres y médicos a tomar medidas preventivas”.

El estudio incluye datos de casi 300 niños y evalúa si una intervención durante los primeros años de vida de un niño, puede prevenir el desarrollo de la obesidad. También está diseñado para identificar factores de riesgo biológicos y sociales para la obesidad.

"Una persona sana generalmente tiene muchas bacterias diferentes dentro de su microbiota intestinal – explica Sarah Craig, coautora del estudio –. Esta alta diversidad ayuda a proteger contra la inflamación o las bacterias dañinas y es importante para la estabilidad de la digestión frente a cambios en la dieta o el medio ambiente. Por lo general, se producen cambios drásticos en la microbiota de un individuo a medida que se desarrollan durante la primera infancia. Nuestros resultados sugieren que las muestras de obesidad pueden establecerse antes en la microbiota oral que en la microbiota intestinal. Si podemos confirmar esto en otros grupos de niños, es posible que podamos desarrollar una prueba de microbiota oral que pueda usarse en atención clínica para identificar a los niños que están en riesgo de desarrollar obesidad”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ciencia