¿Qué pasa dentro del ojo de un huracán?

Sorprendentemente nada

image
Así evolucionó el huracán Andrew en el golfo de México. Con su ojo y todo, claro.

Nada. Curiosamente, es un sector de tranquilidad atmosférica, donde no hay nubes, ni lluvias, ni vientos veloces. Pero es la parte central de un ciclón tropical en su estado de madurez, con un diámetro de unos 30 o 35 km. Los científicos no se ponen de acuerdo sobre por qué se forman.

Unos señalan que es un área de equilibrio de movimiento rodeada de “torreones” de grandes cumulonimbos (nubes) que giran alrededor ciclónicamente. Otros creen que es consecuencia de un descenso de aire de la estratosfera (más de 25 km de altitud) que se canaliza por el centro del huracán hacia el suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas