ESPACIO

CIMON: el primer dispositivo con Inteligencia Artificial en viajar a la ISS

La Estación Espacial Internacional recibirá a este “cerebro volador” en verano, el cual ha sido creado por Airbus, en colaboración con IBM y la agencia espacial alemana DLR

Alberto Pascual | @albertopascualg - 01/03/2018

CIMON: el primer dispositivo con Inteligencia Artificial en viajar a la ISS
Images credit: Airbus

La Inteligencia Artificial ya tiene un hueco reservado dentro de la ISS (International Space Station) para este verano y viene con ganas de echar una mano (a pesar de no tener ninguna). Su nombre es CIMON (del inglés, Compañero móvil interactivo para la tripulación) y se convertirá así en el primer dispositivo de asistencia autónoma con estas características en ostentar este título. ¿Su objetivo? Ayudar a cumplir una serie de tareas rutinarias a los astronautas que viven allí, así como convertirse en el nuevo “colega de piso” con el que pueden interactuar. Así lo confirma el responsable de Microgravity Payloads de Airbus, Manfred Jaumann: “Somos la primera compañía en Europa en llevar a la ISS un ‘free flyer’ (una especie de cerebro volador), y que además desarrollará Inteligencia Artificial para la tripulación a bordo”.

El pasado mes de julio ya recibieron al primer dron con capacidad de grabación, el Int-Ball, pero este asistente promete desarrollar muchas más habilidades. Tras el trabajo de desarrollo realizado por Airbus, la agencia espacial alemana DLR y la empresa IBM, este nuevo dispositivo viajará en junio a la Estación Espacial junto al astronauta alemán, Alexander Gerst. Formará parte de la misión “Horizon” de la Agencia Espacial Europea y tiene previsto quedarse allí hasta octubre.

¿Cómo es este dispositivo?

A simple vista, CIMON parece una pantalla que flota alrededor de los astronautas, pero es mucho más. Tiene la forma de un balón medicinal y pesa 5 kilos. 50 personas han estado trabajando durante meses para perfeccionar su estructura, le están enseñando cómo debe moverse y poco a poco, aprendiendo a orientarse y a identificar a cada uno de los componentes que forman parte de la tripulación. Gracias a la tecnología Watson AI de la nube de IBM es capaz de acumular conocimiento, por lo que podrá seguir aprendiendo cada día más y ayudar a sus colegas en el espacio, incluso alertarles de problemas técnicos que pudiera haber. Por lo pronto ya está haciéndose amigo de Gerst, quien también ha colaborado en la selección de la voz y del rostro que aparece en la pantalla.

Entre las principales tareas que tiene previsto cumplir están: experimentos con cristales, colaborar en la resolución de un cubo de Rubik y la más importante, ser el asistente de un complejo experimento médico en el que CIMON trabajará como cámara volante. Antes de viajar, se probará el dispositivo en el espacio este mes de marzo, cuando se compruebe su funcionamiento en gravedad cero.

Estaremos atentos, porque sus capacidades son muchas y estamos seguros de que, con el tiempo, se ampliarán a más.



Ver más