Entrevista

Carles Puente, nominado al ˝Oscar˝ europeo de la innovación tecnológica

"Mi sueño es que mi experiencia sirva como ejemplo para que surjan otras empresas que contribuyan al desarrollo económico y social de nuestro país"

Ana Pérez - 12/05/2014

Carles Puente, nominado al ˝Oscar˝ europeo de la innovación tecnológica

Si el pasaporte de Carles fuese estadounidense, seguramente habríamos oído hablar de él, igual que lo hemos hecho del inventor del primer teléfono móvil o de la primera página web. Sin embargo, la aportación de este ingeniero, inventor y profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) no es, ni mucho menos, menor. Resulta que Carles es el inventor de la antena fractal, la que llevan la mayoría de los móviles del mundo y gracias a la cual ahora tienes conectividad GPS, WLAN y Bluetooth en tu móvil. Además su empresa Fractus, que empezó como una spin-off de la UPC, ya ha registrado 150 patentes. Y todo esto le hecho valedor de una nominación al premio al Inventor Europeo 2014, el Oscar de la innovación tecnológica, que se fallará el próximo 17 de junio en Berlín.

 

QUO: ¿ Cómo sería la industria de la telefonía móvil sin su antena fractal?
C.P: La tecnología fractal fue la semilla de la actual generación tecnológica que domina el mercado mundial de la telefonía móvil. Las invenciones nominadas por la EPO, la tecnología de antenas Multinivel y Space-Filling, surgieron tras años de investigación que se originó en esa semilla y que hoy en día ha copado la mayoría de dispositivos móviles del mundo. Sin dicha tecnología los teléfonos hoy en día serían mucho más aparatosos y tendrían una multiplicidad de antenas protuberantes en la superficie externa del teléfono.
 
QUO: ¿Qué significa para usted estar entre los nominados al “Oscar” de los inventores?
C.P: En primer lugar supone un reconocimiento a 20 años dedicados a la innovación tecnológica y a la investigación científica.
En segundo lugar también supone un reconocimiento al esfuerzo emprendedor de todos los que hemos luchado para tirar adelante el proyecto empresarial de Fractus y a conseguir su éxito actual.
 
QUO: Ahora se habla de wearables ¿Cuál cree que será la próxima revolución tecnológica y qué invento o avance la producirá?
C.P: La revolución que estamos viviendo seguirá imparable, no solo en el desarrollo de nuevas tecnologías, sino también en la innovación en productos y servicios basados en las tecnologías recientes. En el campo de las antenas, Fractus ya está apostando por una cuarta generación tecnológica que pensamos volverá a revolucionar la industria de la telefonía móvil en los años venideros. La actual generación tecnológica que está nominada en el premio será sustituida algún día por una nueva generación de Antenas Virtuales que literalmente harán desaparecer el componente de antena del interior del móvil tal y como lo conocemos hoy en día.
 
QUO: Su antena multiplica las posibilidades de conexión ¿ cree que en el futuro nosotros mismos, nuestros cuerpos, incorporaran antenas que nos conecte con lo que nos rodean?
C.P: Esa posibilidad será una realidad en el contexto de aplicaciones médicas. De hecho, algunos sensores y dispositivos médicos implantables como marcapasos y desfibriladores ya incorporan antenas para acceder a la información que ellos generan sin tener que intervenir de forma invasiva a los pacientes. Aunque más allá de estas aplicaciones médicas, es difícil pensar que alguien acepte implantarse antenas cuando es posible integrarlas en objetos portables como los teléfonos móviles e incluso cada vez más, accesorios portables como auriculares, relojes, gafas, etc.
 
QUO: Los inventores son en cierto modo soñadores que trabajan para que se cumplan los sueños de todos, ¿cuál es su próximo sueño por cumplir?
C.P: Mi sueño sería que la experiencia de Fractus fuese útil a otros científicos y emprendedores, que surgieran otras empresas de base tecnológica que contribuyesen con su presencia al desarrollo económico y social de nuestro país.
Son ya muchos los investigadores emprendedores que se han lanzado a montar una start-up para explotar empresarialmente sus tecnologías e inventos. El camino de las start-up tecnológicas es, como el de cualquier empresa, largo y tortuoso, pero nuestro caso demuestra que con la estrategia adecuada y con persistencia, se pueden obtener muy buenos resultados.
 


Comentarios

Síguenos también en...