El arte más dulce

Sí son donuts, pero no se comen

Donut worry... Be happy! Así es como describe el ceramista surcoreano Jae Yong Kim su obra basada en uno de los productos que más felicidad le transmite y que le aleja de toda preocupación: los donuts. Demasiado perfectos para hincarles el diente...

Alberto Pascual | @albertopascualg - 26/02/2018

Imagen donuts de Jae Yong Kim

Asegura que la sencillez de su forma y su delicioso sabor le hacen rememorar su infancia, convirtiéndose en un vehículo perfecto para expresar su mensaje de que en las pequeñas cosas puedes encontrar lo que te hace feliz: “Y no en el dinero, la fama o el poder”.

Jae Yong Kim se graduó en la Escuela de Arte de Hartford en Connecticut y actualmente tiene su estudio en Nueva Jersey.

Cada uno de sus cientos de pequeños y suculentos lienzos son trabajos únicos, moldeados en arcilla y pintados y esmaltados a mano, con los que Kim pretende mostrar sus sentimientos con una evidente inspiración en la cultura pop y el arte moderno de Roy Lichtenstein, Jackson Pollock, Andy Warhol o Yayoi Kusama. Hay otro elemento que le permite ahondar en sus emociones: los caracoles. “Me ayudan a transmitir la constante búsqueda del hogar, siempre con la casa a cuestas”, destaca Kim, que ha vivido desde su infancia en medio mundo.

Tras aplicar hasta tres capas de esmalte para lograr el glaseado, Kim pinta los donuts con colores vivos y los decora con brillantina o incluso pequeños cristales de Swarovski.


Ver más