EXPERIENCIAS EXTRACORPÓREAS

Los viajes astrales podrían ser provocados por tus oídos

Un grupo de científicos descubre que sufrir de mareos o tener dolencias en el oído pueden ser factores determinantes para sentir la sensación de que sales de tu cuerpo

Alberto Pascual | @albertopascualg - 28/07/2017

Los viajes astrales podrían ser provocados por tus oídos

La espiritualidad y el misticismo que rodean a este tipo de experiencias extracorpóreas pueden tener una explicación científica. Según un nuevo estudio de la Universidad de Aix-Marseille de Francia, la gente que siente de forma habitual este tipo de sensaciones fuera de su cuerpo empezaron a tenerlas una vez fueron diagnosticadas con episodios recurrentes de mareos.

La sensación entre quienes las han vivido difiere en muchos factores, pero todos coinciden en que sienten flotar por encima de su cuerpo en un estado lúcido del sueño. Estas descripciones son muy parecidas en aquellas personas que han tenido una experiencia cercana a la muerte o un trauma físico extremo.

Para poder llegar a esta conclusión evaluaron a 210 pacientes que sufrían mareos y a otros 210 que no habían padecido ninguno de estos síntomas. Del primer grupo, un 14% dijo haber vivido experiencias extra corpóreas, mientras que entre los participantes sanos, solo se detecto un 5% de casos. Otro punto interesante que resaltan los investigadores es que quienes han vivido historias de este tipo, también habían sido diagnosticados en alguna ocasión con depresión, ansiedad, despersonalización o migrañas.

Tras estos resultados, el equipo encargado del estudio se aventura a dar con una razón. Se cree que el sistema vestibular del oído interno, encargado de controlar el equilibrio y los movimientos oculares, puede ser el causante de esa sensación. Si se ve afectado, pueden causar síntomas como mareos, sensación de torbellino de flotar, aturdimiento… 

Aunque las razones detrás de este vínculo no están claras, los investigadores encuentran una correlación interesante entre ambos que esperan sirva para seguir estudiando sobre el tema.  

Fuente: IFLScience


Comentarios

Publicidad