BRICOLAJE

Hágase la luz, de nuevo

Consigue unos faros a estrenar, aunque tu coche no sea tan joven

Michael Austin - 22/10/2014

Te puede interesar...


La mayoría de los faros están hechos de policarbonato, un plástico duradero y resistente a las rayaduras, pero que se empaña con el tiempo, sobre todo debido al efecto de los rayos UV. Por suerte, hay muchos productos preparados para ayudarte a devolverles su lustre. Para probarlos, me dirigí a un desguace municipal y me llevé los faros más sucios y velados que tenían. Cuando llegué al garaje de Popular Mechanics, pulí solo la mitad de cada faro empleando productos diferentes para cada una, con la esperanza de conseguir impactantes imágenes del antes y el después. En menos de media hora, el desastre se convirtió en esplendor. También probé a aplicar sobre un mismo faro una tira de cada producto, con idea de aplicar mejor la diferencia. Todos funcionaron, pero algunos se alzaron como favoritos. Este es el proceso:

Preparación: Frótalo con limpiacristales o agua y jabón. Sécalo y cubre con cinta la zona que rodea los faros para asegurarte de que no lijas la pintura, o extrae los faros.

Lijado: Todos los productos llevan un abrasivo como papel de lija, úsalo a fondo, porque es el paso principal. Cuando termines, el faro debería estar opaco y sin manchas amarillas.

Pulido: le devuelve la transparencia.

Sellado UV: Solo probamos productos que llevaran esta sustancia. Con el lijado se va cualquier protección que tuviera el faro, por lo que resulta esencial aplicarla para evitar que vuelva a estropearse en unas semanas.

Si sigues las instrucciones, obtendrás buenos resultados con todos los productos, que puedes encontrar en tiendas o por internet.

Traducción: Pilar Gil Villar

Tags: bricolaje y coches.

Comentarios

Publicidad