GENÉTICA

¿Una nueva vacuna universal para curar la gripe?

Se trata de una vacuna de ADN que podría conseguir reducir a tan solo un pinchazo la solución para no padecer gripe

Alberto Pascual | @albertopascualg - 03/01/2018

¿Una nueva vacuna universal para curar la gripe?

¿Por qué es tan difícil conseguir una cura efectiva para la gripe? Seguro que muchos de quienes nos leéis os lo preguntáis, sobre todo cuando os vacunáis todos los años para no tener que padecerla, pero en lugar de conseguir evitarla, acabáis enganchados a un paquete de pañuelos y metidos en cama. La respuesta es que es un virus que está en constante cambio y es muy diferente de un año a otro, por lo que una vacuna efectiva de este 2018, puede que no lo sea para la siguiente temporada.

Pero ahora, esto puede cambiar gracias al descubrimiento de un equipo de Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, quienes han creado una vacuna basada en el ADN que podría acabar con la gripe de la humanidad con tan solo una inyección. Así lo explica, la líder del proyecto Deborah Fuller: “La actual vacuna contra la gripe es un virus que se encuentra inactivo. Este crece en huevos para luego ser 'desactivado' y, posteriormente, inyectado en el ser humano. El tipo de vacuna que hemos creado implica inyectar un código genético para las proteínas desde el virus a las propias células. Son ellas las que leen esa información y producen directamente los antígenos. Nuestro sistema reacciona ante estas proteínas virales y responde inmunizando el cuerpo frente a una posible infección”.

Las actuales vacunas contra la gripe suponen todo un engorro, ya no solo para los pacientes que deben pincharse, sino también para quienes deben producirlas (lo cual puede llevar unos 9 meses). Además, siempre haciendo una estimación de las que vayan a ser necesarias, lo que puede provocar un error de cálculo. Al contrario, las vacunas basadas en el ADN, se pueden producir en mucho menos tiempo, unos 3 meses, lo que las convierte en una herramienta eficaz contra una posible pandemia.

Está previsto que las primeras vacunas de este tipo estén en el mercado en los próximos 5 o 10 años. Además, el equipo de la doctora Fuller, también trabaja en una especie de “arma génica” con la que poder inyectar esta información en las células de forma más eficaz, mejorando así los resultados y que menos gente enferme.

Fuente: Digital Trends



Ver más